El PIN ya marcha sobre ruedas en el BEC

El PIN ya marcha sobre ruedas en el BEC
YVONNE FERNÁNDEZ

La pista de karts, una de las novedades de la 53º edición, ha sido una de las atracciones más concurridas en el día de la inauguración

SILVIA OSORIOBARAKALDO

«¡He adelantado a todos!», decía entusiasmado el pequeño Mikel, aún con el subidón de adrenalina en el cuerpo. Luken, su compañero de clase en el colegio Sagrado Corazón de Bermeo alardeaba de su buen manejo con el volante: «Hasta he hecho algo de ‘drifting’» aseguraba el muchacho. Ambos dejaron el pabellón bien alto en la atracción más novedosa del PIN de Navidad, que esta mañana levantó el telón en el BEC a su 53 edición y que hasta el 7 de enero recibirá a miles de visitantes.

Uno de los rincones más concurridos fue el circuito indoor de karts. Por primera vez, estos vehículos autopropulsados eléctricos han aparcado en el recinto ferial de Ansio para que niños, y también mayores, puedan experimentar la sensación que supone la velocidad a la vez que aprender sus peculiaridades y ventajas. Cada tanda es de cuatro minutos y participan ocho adultos y ocho niños. «Se ha notado afluencia desde primera hora. Da igual que sean niños o niñas, mayores o adultos. Los karts llaman la atención», señalaba una monitora de la actividad.

Por tanto, el PIN ya marcha sobre ruedas y a pleno rendimiento. Al igual que estos dos atrevidos escolares, fueron muchos quienes acudieron al BEC en el pistoletazo de salida a más de dos semanas de diversión. Un día, el de la inauguración, en el que hubo una nutrida presencia de colegios con profesores al mando o de padres con críos deseosos de evitarse las colas en los días de vacaciones escolares. «Después hay barracas que están casi imposibles. No me quiero imaginar un sábado, que muchos padres no trabajan...», comentaba la baracaldesa Ohiane Martínez, que acompañó a su hija Aroa y a una amiguita en un «día muy esperado para los niños». Miren y Javi, un matrimonio santurtziarra que está esperando un segundo retoño, tenían marcado en rojo en el calendario la fecha de hoy: «¡Como para no! Markel nos lleva preguntando que cuando venimos desde hace un mes. Dentro de poco vendremos con dos».

La lista de barracas es larga: el tren de la bruja, los autos de choque, el Carro del Oeste, el Canguro... Además de actividades deportivas y educativas que tratan de fomentar entre los más pequeños la importancia de reciclar y cuidar el ecosistema o el cumplimiento de las normas de seguridad vial... El PIN también recogerá juguetes para Cruz Roja y celebrará la I Carrera de Navidad en colaboración con la Federación Atlética Vizcaína.

Patinaje y talo

La jornada de inauguración contó con la presencia de la diputada foral de Euskera y Cultura, Lorea Bilbao, quien animó a los asistentes a participar en las variadas actividades que componen la oferta. «El objetivo es que tengan un lugar de encuentro seguro y con valores, con oportunidad de aprender sin el esfuerzo que hacen a diario en las aulas», afirmó. Dicho y hecho.

Ya sea aprendiendo a preparar talo con chorizo o saltando en las camas elásticas, no hubo tiempo para el descanso. Otra de las zonas más destacas fue la pista de hielo, la más grande de Bizkaia esta Navidad. Aunque algunos a duras penas se sostenían en pie y se llevaron más de un golpe, las ganas de superación hicieron pasar un divertido rato a chavales como Iker, Lore o Nerea, que llegaron desde Bermeo. Algunos se agarraban con unos pingüinos de apoyo, pero ni por esas. «¡Me caigo todo el rato! Pero lo voy a conseguir», se animaban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos