El Correo

El aeropuerto de Loiu recupera la normalidad tras la amenaza de bomba en un avión

Imagen del dispositivo de emergencia en una de las pistas de Loiu.
Imagen del dispositivo de emergencia en una de las pistas de Loiu. / Luis Calabor
  • Las fuerzas de seguridad han restado credibilidad a la llamada que alertaba de la colocación del artefacto, aunque se sigue inspeccionando el aparato, procedente de Amsterdam, y los equipajes de los pasajeros en busca de algún artefacto sospechoso

Falsa alarma. El aeropuerto de Loiu recupera la normalidad tras la amenaza de bomba en un avión. Las fuerzas de seguridad han restado credibilidad la llamada que alertaba de la colocación del artefacto, aunque se sigue inspeccionando el aparato, procedente de Amsterdam, y los equipajes de los pasajeros en busca de algún artefacto sospechoso.

Una llamada anónima recibida en el 'call center' de Aena en Madrid ha alertado de que un avión que iba a aterrizar hacia las 22.30 horas de este miércoles en el aeropuerto de Loiu portaba una bomba. La comunicación, realizada en términos confusos, según fuentes policiales, ha provocado un despliegue policial en torno al aeródromo, en el que apenas unos minutos después de la hora señalada ha tomado tierra en una pista de seguridad un aparato de KLM procedente de Amsterdam, sospechoso de llevar a bordo el posible artefacto.

Artificieros del Cuerpo Nacional de Policía y efectivos de la Guardia Civil y de la Ertzaintza se han desplazado de forma inmediata hasta el aeropuerto. Las fuerzas de seguridad están revisando a fondo el avión para verificar la veracidad de la amenaza telefónica.

Los pasajeros del vuelo de KLM han abandonado el avión sin haber sido informados de la llamaba que avisaba de la posible colocación de una bomba, según han relatado varios de ellos a este periódico. Todos los ocupantes del aparato se encuentran a la espera de que sus equipajes sean escaneados a través de rayos X.

La alerta ha desencadenado la paralización de las salidas y llegadas de otros vuelos, y el desvío a Santander de uno procedente de Santiago de Compostela. Al lugar también se ha trasladado una dotación sanitaria de manera preventiva por si fuera necesaria su intervención.

Sobre las doce de la noche el aeropuerto recuperaba la normalidad. El avión procedente de Amsterdam es un 'Embraer 190' con capacidad para 115 personas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate