El Correo

San Valentín de Berrio-Otxoa encuentra acomodo en Elorrio

  • Centenares de visitantes volvieron a reivindicar este martes su figura en su villa natal, aunque las instituciones no dan con la fórmula de otorgar el patronazgo al dominico elorriarra

Centenares de vecinos y de visitantes vizcaínos aprovecharon este martes el buen tiempo para dar el reconocimiento que merece a San Valentín de Berrio-Otxoa, 'santo humilde' y copatrón de Bizkaia junto a San Ignacio. Aunque la festividad se vivió en su máxima plenitud, los elorriarras y devotos vizcaínos no han olvidado la reivindicación que año tras año exigen. «No vamos a parar hasta que San Valentín de Berrio-Otxoa sea considerado el único patrón», evidenciaba Conchi Irazabal, una de las voluntarias que venden reliquias y productos elaborados por las monjas dominicas en el pórtico de la basílica de la Purísima Concepción de Elorrio, donde el obispo Mario Iceta ofició la misa en honor al santo elorriarra.

En el interior del templo, a rebosar de feligreses, los bertsolaris Andoni Egaña y Sebastián Lizaso agradecieron la labor desarrollada por Berrio-Otxoa y apelaron a la «unión entre los creyentes para recordar a un santo que está entre nosotros». El obispo recordó la figura y las obras llevadas a cabo por el santo elorriarra desde su más tierna infancia hasta sus misiones en Vietnam, donde murió decapitado en 1861. Por primera vez, en el altar se contó con la presencia de un seminarista vietnamita, «fruto de la siembra de la fe de San Valentín», según explicó Mario Iceta.

Al acto litúrgico también acudió la cofradía de Berrio-Otxoa, así como la de San Jerónimo de Hermosillo de Cordovín y Santo Domingo de la Calzada. No faltaron a la cita la diputada de Cultura y Euskera, Lorea Bilbao; la presidenta de Juntas Generales, Ana Otadui, y el exlehendakari Jose Antonio Ardanza, entre otras autoridades. «Como ha dicho Lizaso en su bertso, las instituciones debemos trabajar por no crear divisiones en la sociedad. Por lo tanto, los santos deben de unir no separar», indicó Lorea Bilbao, que acudía por «primera vez» a la cita como diputada. La alcadesa de Elorrio, Idoia Buruaga, por su parte, animó a «disfrutar del ambiente festivo y a conocer la riqueza turística y patrimonial de la villa».

Los asistenes fueron agasajados con un lunch compuesto a base de hamburguesas con Eusko Label, que fueron elaboradas por los expertos Luis Marín y Alex Upategi, que hicieron las delicias de los asistentes. «Pasamos calor pero merece la pena por ver cómo disfruta la gente con nuestros pintxos», reconocieron los cocineros. Los bertsolaris ambientaron la jornada, que concluyó con la actuación del orfeón Berrio-Otxoa en la basílica.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate