El Correo

Tres nuevos ascensores mejorarán la accesibilidad de Santutxu y Miribilla

fotogalería

El director de Proyectos Estratégicos, Innovación y Espacio Público, Fran Viñez, y el concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público, Ricardo Barkala.

  • El Ayuntamiento bilbaíno pone en marcha la contratación de dos elevadores en la calle Marqués de Laurencín en Santutxu, y otro en Askatasuna en Miribilla

Los vecinos de Santutxu y Miribilla podrán disfrutar de barrios más transitables en breves. Así lo ha anunciado esta mañana el Concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público, Ricardo Barkala, durante la presentación de los próximos proyectos para mejorar la accesibilidad de estas zonas.

En Santutxu, tal y como adelantó EL CORREO, la intervención consistirá en la instalación de dos ascensores inclinados con capacidad para 20 personas que salven el desnivel de la cuesta del polideportivo de Txurdinaga, entre las calles Cocherito de Bilbao e Iturriaga. El superior recorrerá los 65 metros que separan la calle Iturriaga con la intersección entre Marqués de Laurencín y Guinea Anselmo Pintor y permitirá superar una diferencia de nivel de 8,5 metros. Según ha anunciado el edil, «contará con una parada intermedia a la altura de la guardería» que existe en esta vía.

En lo que respecta al ascensor inferior, recorrerá 45 metros entre la calle Guinea Anselmo Pintor y el cruce con la calle Cocherito de Bilbao y salvará una diferencia de cota de 5 más metros. Fran Víñez, director de proyectos estratégicos, innovación y espacio público del Consistorio, ha asegurado que la intervención en la zona ha tenido en cuenta el número de vecinos que podrían beneficiarse de ella. Según ha señalado «unas 45.000 personas» transitan al día por esta concurrida calle, que se encuentra cerca de la parada de metro de Basarrate y del Polideportivo de Txurdinaga.

En lo que respecta a Miribilla, el Consistorio pondrá en marcha un ascensor inclinado entre la Avenida Askatasuna y la calle Juan Carlos Gortazar. El elevador, que salvara una altura de más de 45 metros en la ladera existente, tendrá asimismo capacidad para 20 personas. Desde el Ayuntamiento creen que su puesta en funcionamiento podría estimular el paso de los vecinos por una de las zonas de la villa con una orografía más escarpada.

Tres nuevos ascensores mejorarán la accesibilidad de Santutxu y Miribilla

Inicio de las obras en otoño

Durante la presentación de los proyectos Ricardo Barkala ha avanzado que el inicio de las obras, que cuentan con un presupuesto de 4,2 millones de euros, está previsto «para finales de septiembre o comienzos de octubre». En el caso de Santutxu, el plazo estimado de ejecución de las obras es de un año, mientras que en Miribilla la construcción del ascensor llevará unos diez meses. Barkala ha querido resaltar que la «accesibilidad es una línea de actuación prioritaria» para el Ayuntamiento. En este sentido, ha reconocido que las demandas vinculadas a mejoras de accesibilidad son, junto a las peticiones de espacios cubiertos, una de las reivindicaciones más frecuentes que los bilbaínos realizan a su área.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate