El Correo

El Gobierno vasco y la Diputación inyectan otros 35 millones en el BEC

El BEC refinanció su deuda hace tres años.
El BEC refinanció su deuda hace tres años. / Pedro Urresti
  • Las dos instituciones siguen aportando fondos para hacer frente a la deuda destinada a financiar la construcción de la feria de muestras

El Gobierno vasco y la Diputación han inyectado este mes otros 35 millones de euros a la sociedad que gestiona el Bilbao Exhibition Centre (BEC) de Barakaldo. La aportación de nuevos fondos públicos tiene como objetivo hacer frente al pago de los créditos que la entidad solicitó en la década pasada para construir las instalaciones de Ansio. Estas operaciones de capital se vienen repitiendo en los últimos años, en virtud del acuerdo alcanzado entre la institución foral y la autonómica en 2014, toda vez que la feria no genera por sí misma recursos económicos suficientes para destinarlos a este capítulo.

El BEC volvió en 2016 a números positivos en lo que se refiere a su explotación. Ganó 250.000 euros, gracias, en gran medida, a la Bienal de la Máquina-Herramienta. La entidad no registraba beneficios desde 2008. Con todo, hay que seguir pagando la enorme deuda que se contrajo para sufragar las obras. Actualmente, se deben unos 300 millones de euros.

El organismo tiene que hacer frente a dos préstamos bancarios. El primero, de 250 millones, se suscribió con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), mientras que el segundo es fruto de un acuerdo de refinanciación logrado hace tres años con un grupo de entidades financieras y que permitió poner en marhca un plan de saneamiento de la feria. Las obligaciones de pago se prolongarán hasta 2027. «Esperamos acabar un poco antes, puede que a finales de 2026, gracias a que los tipos de interés están ahora en un nivel muy bajo», aseguró ayer el máximo responsable de la instalación de Barakaldo, Xabier Basañez.

Socios minoritarios

Con las sucesivas aportaciones de capital, el Gobierno vasco y la Diputación cuentan ya con el 99% de las acciones. De hecho, cada una de ellas dispone del 49,94%. En principio, las futuras inyecciones dinerarias seguirán diluyendo la participación de los otros tres socios: Cámara de Comercio de Bilbao y los ayuntamiento de Barakaldo y Bilbao. Al parecer, hay un acuerdo no escrito o un pacto de caballeros para que estas instituciones sigan teniendo voz y voto en el consejo de administración, pese a su ínfimo peso en el accionariado. En 2017, el BEC podría volver a números rojos, en lo que a su explotación se refiere, ya que no hay Bienal de la Máquina-Herramienta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate