El Correo

El coche manda para entrar y salir de Bilbao

Tráfico intenso en la en la calle Juan Antonio Zunzunegui.
Tráfico intenso en la en la calle Juan Antonio Zunzunegui. / Fernando Gómez
  • El 60% de los movimientos diarios se realiza en vehículo privado, pese a las facilidades que ofrece la ciudad para ir a pie o en transporte público

El Ayuntamiento de Bilbao ha presentado esta mañana una completa radiografía sobre la circulación de la ciudad. Según este documento, que se denomina Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), la capital vizcaína ofrece notables facilidades para evitar el coche gracias a un urbanismo que anima a moverse a pie y a la ampliación de los servicios de transporte público, especialmente el metro y el Bilbobus.

Sin embargo, el vehículo privado sigue mandando en los accesos a Bilbao. Este medio de locomoción sirve para realizar el 60% de las entradas y salidas de la ciudad. En la mayor parte de los casos, por motivos de trabajo y con una muy baja ocupación de viajeros en los automóviles. El reto de la Administración es provocar un sustancial transbordo del coche al transporte público para prevenirse ante posibles colapsos de tráfico. De esta forma, podrá seguir ofreciendo una ciudad manejable para el peatón en sus desplazamientos internos y con la mayor armonía posible con el tráfico rodado.

Así lo ha manifestado esta mañana el concejal de Sostenibilidad y Movilidad, Alfonso Gil, en la presentación del PMUS, elaborado por su departamento en colaboración con la empresa Leber, experta en gestión del tráfico, planificación e ingeniería. Tras un proceso de investigación, cruce de datos y entrevistas con centenares de implicados en el sector de la circulación, el trabajo ofrece una completa fotografía de Bilbao en la que destaca una cifra: en un día laborable se realizan 1.400.000 desplazamientos, sumando los hechos dentro de la ciudad, las entradas y las salidas.

Dentro de la ciudad, a pie

De ellos, 850.000 son internos, con preponderancia al desplazamiento a pie (550.000) y escaso uso del coche privado (apenas 100.000). Todo cambia en los accesos. Saliendo de Bilbao se producen 200.000 movimientos, de los que 150.000 se hacen en vehículo privado y el resto, en transporte público. Para entrar se registran 350.000 desplazamientos, los más importantes, en coche (180.000 frente a 170.000 en metro, Bizkaibus y tren).

La lectura para los responsables municipales es clara: el coche se queda aparcado en casa para moverse dentro de Bilbao, pero sigue siendo el medio de locomoción más utilizado para entrar en la ciudad o salir de ella. La siguiente fase del PMUS se ocupará de decidir las eventuales soluciones para conciliar la vida de peatones y vehículos en una capital que aspira a mantener a raya la contaminación de los tubos de escape.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate