El Correo

Manifestantes cubiertos únicamente con una caja de cartón exigen en Bilbao que la RGI se incremente el 8%

  • El Gobierno vasco acordó el sábado una subida mínima del 1,5% en la Renta de Garantía de ingresos, equivalente al incremento del IPC con respecto a 2016

Media docena de personas, acompañadas de diferentes colectivos sociales de Bizkaia, se han manifestado este lunes por las calles de Bilbao cubiertos únicamente con una caja de cartón para exigir que la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) se incremente el 8%, al igual que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Los manifestantes han partido desde la delegación del Gobierno vasco en Bilbao hasta las oficinas centrales de Lanbide, en la Plaza Bizkaia, para denunciar que el Gobierno vasco, «incumpliendo la ley, quiere recortar el 15% la RGI».

Lorea Ureta, portavoz de la plataforma, ha recordado que las prestaciones que están gestionadas por Lanbide están vinculadas al Salario Mínimo Interprofesional, según la Ley de Garantía de Ingresos para la Exclusión Social, «una normativa del Gobierno vasco, que ha decidido saltarse su propia ley y no aplicar la subida que determinó el Gobierno español del SMI de un 8%».

«A día de hoy ha decidido solo incrementar las prestaciones que están gestionadas por Lanbide un 1,5%, que es la subida del IPC», ha denunciado, para afirmar que «cualquier aumento en SMI se debe de trasladar, automáticamente, a estas prestaciones».

Asimismo, ha dicho que «desde los presupuestos de 2012 venimos sufriendo recortes en la gestión de Lanbide de un 7%», por lo que ha exigido que «las prestaciones que se ingresen el próximo 30 de enero se vean incrementadas el 8%, que es lo que determina el SMI en la Ley que ellos mismos aprobaron».

Además de demandar que en el ingreso de enero se aplique el incremento del 8% en el SMI en las prestaciones gestionadas por Lanbide, los manifestantes han exigido que en los próximos presupuestos «no se recorte el 7% en la cuantía de la RGI y demás prestaciones dedicadas a la gente empobrecida y precarizada de nuestra sociedad».

Según ha advertido Ureta, esta situación «afecta a todas las personas que están cobrando la RGI, complementos de pensiones, incentivos al empleo, y la prestación complementaria de vivienda».

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate