El Correo

Las rebajas ponen Bilbao hasta arriba

fotogalería

Hay colas en las cajas, en los probadores... / Ignacio Pérez

  • La ciudad recupera viejos bríos con las tiendas llenas, colas en los probadores y las cajas echando humo

Estaba cantado. Las rebajas de Reyes han acudido a su cita de siempre y tras años de cierta destemplanza han vuelto a poner Bilbao hasta arriba. La ciudad amaneció tiritando, con cero grados en el centro a las nueve de la mañana, pero gracias a los comerciantes ha recuperado el brío de los mejores tiempos.

Y lo ha hecho en un tiempo récord. A mediodía, los parkings de la villa ya estaban a rebosar y aparcar se ha convertido en una misión poco menos que imposible. Tiendas hasta los topes, colas en los probadores y las cajas echando humo. Como en los mejores tiempos. Era lo que esperaban los comerciantes, que repartían sonrisas con la satisfacción del deber cumplido.

Miles de vizcaínos, a los que se han sumado numerosos turistas, han respondido desde primeras horas en busca de esas oportunidades soñadas. Los descuentos, a partir de un 30%, están dejando pequeñas las aceras de Indautxu, El Ensanche y el Casco Viejo. Ha sido difícil dar con algún paseante por la Gran Vía con la manos en los bolsillos. Quien más, quien menos camina cargado bajo los brazos con alguna bolsa. «En plena ebullición, esto es una locura», se congratuló un portavoz de El Corte Inglés, donde, al mediodía, era difícil dar un paso sin tropezarse.

Los bajos precios, con blusas desde 7 euros y pantalones desde 10, dispararon la felicidad y el consumismo de una ciudad que se presta esta tarde a seguir desafiando a las bajas temperaturas dándole al 'shopping' para alegría del sector que peor lo ha pasado en Bilbao por culpa de una crisis de la que hoy nadie parece acordarse.

«¡Va a ser la guerra!»

Ya lo vaticinaban los comerciantes días atrás y Pedrosa, dueño de Gerardo, uno de los templos de la moda masculina de Bilbao, ponía palabras a lo que todos pensaban: «¡Va a ser la guerra! La gente tiene ganas de gastar». Y por fin, tras una temporada invernal que ha dejado bastante destemplados a los comerciantes, sin llegar a hundirles el estado de ánimo como en campañas precedentes, han llegado las esperadas rebajas. El sector las aguardaba con impaciencia, pese a carecer del impacto de antaño. Sin embargo, los números parecen demostrar lo contrario. Los empresarios del ramo se juegan estos días el 50% de la facturación anual. Y para muchos, será una prueba de fuego clave para su devenir.

Al igual que los ganaderos miran al cielo nada más levantarse, el gremio también tiene puesta la vista en el tiempo. Cree que si se mantiene el intenso frío de estos días y encima caen algunas gotas de lluvia, «pero no demasiadas», pueden reventar las cajas de sus negocios, como ya lo están haciendo hoy. Hasta ahora han vendido muy pocas prendas de abrigo y están convencidos de que los clientes andan a la caza de oportunidades.

A diferencia del resto de España, el periodo de descuentos ha arrancado hoy de forma oficial en Bizkaia, aunque muchas tiendas llevan con ellas desde el pasado lunes, después de que el Tribunal Constitucional tumbase el recurso interpuesto por el Gobierno vasco y diese plena libertad a los empresarios para escoger las fechas que mejor les convengan. «El objetivo es que las rebajas sigan teniendo su tirón, ya que perderían fuelle si los grandes operadores las adelantasen», advierte Jorge Aio, gerente de BilbaoCentro, que prevé una campaña «interesante y atractiva».

Juntos, grandes y pequeños

Por eso, los principales agentes abogan por hacer piña y no salirse del guion tradicional. El arranque en pleno fin de semana viene como anillo al guante, a juicio de Jon Aldeiturriaga, gerente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo. «Hoy va a ser un muy buen día de ventas porque hace mucho tiempo que las rebajas auténticas, las primeras, vienen a durar dos fines de semana. Luego hay 'segundas rebajas'», detalla. Tanto Aldeiturriaga como Aio agradecen que grandes cadenas como el Corte Inglés o Inditex «no hayan caído en la tentación» de adelantar los descuentos y respeten el tradicional 7. «La campaña reciente no ha sido buena, porque las cosas no están nada claras en las familias con el tema del consumo cuando se habla de la salida de la crisis», lamentan. «Nos hemos acostumbrado en la crisis a consumir de otra manera y en Navidad no se cumplieron las expectativas deseadas», insisten.

Pero hoy es otra cosa. Lo recoge la Guía Repsol, que ha incluido a la Gran Vía bilbaína, junto a la madrileña Gran Vía y la malagueña Larios, entre las mejores calles españolas para comprar en rebajas. La época más fuerte de promociones ya ha traído un importante premio al garantizar la creación de 2.380 nuevos empleos en Bizkaia.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate