El Correo

El apuñalado por defender a una maltratada es un empleado de un circo que actúa en Barakaldo


El lugar de la agresión. El ataque se produjo en las inmediaciones de la carpa del circo, instalado en el barrio de La Ribera.
El lugar de la agresión. El ataque se produjo en las inmediaciones de la carpa del circo, instalado en el barrio de La Ribera.
  • El hombre, de 33 años y conocido como Charlie, fue agredido con un arma blanca cuando un familiar golpeaba a su pareja

Un empleado de Il Circo Italiano, al que sus compañeros conocen como Charlie, de 33 años y origen rumano, terminó con una grave puñalada en el cuello tras salir en defensa de una mujer que estaba siendo golpeada por su pareja. La Ertzaintza arrestó el pasado domingo a los dos presuntos autores del intento de homicidio, de 25 y 33 años, la misma nacionalidad y familiares de la víctima. El herido tuvo que ser intervenido de urgencia y ha estado ingresado en la Unidad de Reanimación del hospital de Cruces hasta ayer.

La agresión se produjo el pasado viernes por la noche en Barakaldo. Después de la única función del circo que había ese día, a las 18.30 horas, muchos de los trabajadores se unieron a una fiesta en las inmediaciones. La carpa del circo, las caravanas de los artistas y el cañón del hombre bala están instaladas estos días, hasta el próximo 24 de abril, en la zona conocida como La Ribera, entre la vega de Ansio y Megapark. Después de la barbacoa en la que bebieron alcohol, el hombre que después resultó herido se quedó con dos parejas, afincadas en la localidad y con las que tiene lazos familiares.

En una de estas parejas surgió alguna desavenencia, discutieron y el hombre terminó golpeando a la mujer. El operario del circo, un individuo de gran corpulencia, intervino para que dejara de agredirla y tanto el maltratador como el otro hombre fueron entonces a por él. Uno de ellos le dio un puñetazo y el otro, de 33 años, que estaba pegando a su mujer, le asestó una cuchillada en el cuello. Este mismo individuo había sido detenido la madrugada anterior por haber golpeado a su esposa, indicó el Departamento de Seguridad en una nota de prensa.

Manchas de sangre

Ayer podía apreciarse aún la sangre seca en la acera. Sanitarios de una ambulancia ofrecieron al herido los primeros auxilios en el lugar, antes de trasladarle al cercano hospital de Cruces. El paciente fue intervenido de urgencia para evitar que se muriera desangrado. Después de la operación, la víctima quedó ingresada en la Unidad de Reanimación, una especie de UCI, con vigilancia constante. El hombre ha permanecido en el hospital hasta ayer, cuando, según fuentes de su entorno, recibió el alta médica. Durante su hospitalización recibió la visita de los agentes de investigación de la comisaría de la Ertzaintza de Sestao, que intentaban aclarar lo sucedido y dar con los autores de la agresión. «Está bien, consciente, recuperándose, puede hablar», resumía ayer uno de sus compañeros.

También han prestado declaración el responsable del circo y cuatro trabajadores. La mayoría de ellos, que llevan 15 años recorriendo ciudades españolas -y antes, también de Italia- y viviendo en roulottes, ni siquiera vieron lo que ocurrió, ya que el ataque se produjo cuando ellos ya se habían ido a dormir a las caravanas. El ruido de sirenas les despertó y se enteraron así de lo que había ocurrido.

Agentes de la Ertzainetxea de Sestao, que cubre las incidencias que se registran en Barakaldo y en otras localidades de la Margen Izquierda, lograron identificar a los dos sospechosos. Ambos, de 25 y 33 años, fueron detenidos el pasado domingo por la tarde acusados de un delito de homicidio en grado de tentativa, informó Seguridad.