La Diputación de Bizkaia sanciona a 51 establecimientos por no emitir facturas

Un camarero /
Un camarero

Solo en un tercio de las tiendas y bares de 16 municipios vizcaínos inspeccionados se expidieron y entregaron de forma voluntaria los tickets de compra, además de registrar adecuadamente las operaciones de ventas. La multa mínima por incumplir alguna de estas normas asciende a 600 euros.

EFEBILBAO

La Diputación de Bizkaia ha cerrado la segunda campaña en este año para controlar que se cumple con la obligación de emitir facturas en las prestaciones de servicios y ventas de los establecimientos comerciales y hosteleros, y ha abierto 51 expedientes sancionadores. En estos establecimientos no se expidió ni entregó de forma voluntaria el ticket de compra o no se registraron las operaciones de ventas, según ha informado hoy la institución foral. La sanción mínima por una de estas faltas asciende a 600 euros.

En las últimas semanas, los inspectores del Departamento de Hacienda y Finanzas ha visitado de forma aleatoria 92 establecimientos situados en 16 municipios de Bizkaia, entre ellos Bilbao, Santurtzi, Portugalete, Barakaldo, Basauri, Galdakao, Durango, Getxo, Leioa, Ondarroa o Lekeitio. En estas visitas, constataron que sólo en un tercio de los establecimientos visitados se expidió y entregó voluntariamente la factura al realizar las ventas y que en 14 de estos locales, además de no aportar el ticket, no se registraron las operaciones de venta realizadas durante el tiempo en el que los inspectores permanecieron en ellos.

El 57 % de estas facturas no reunían los requisitos legales, y se detectaron 14 casos especialmente graves por la falta de datos fundamentales, como el número de identificación fiscal (NIF) o el número de factura. Además de las sanciones impuestas, el Departamento de Hacienda y Finanzas va a apercibir a los titulares de 19 establecimientos en el caso de las infracciones más leves derivadas de la falta de algún dato en los tickets.

Con el cierre de esta segunda campaña, en lo que va de año se han realizado inspecciones en 185 establecimientos hosteleros y comerciales de todo el Territorio y se han iniciado 57 expedientes sancionadores. La Hacienda Foral ha hecho un llamamiento a todos los ciudadanos para que exijan la factura cuando realizan sus compras con el objetivo de poder presentar, en su caso, una reclamación y colaborar en la lucha contra el fraude.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos