Casi 300 personas se examinan de mandarín

El examen duró algo más de cuatro horas y media./
El examen duró algo más de cuatro horas y media.

El Palacio Euskalduna acoge las pruebas oficiales del Instituto Chino, al que se han presentado casi un 50% más de alumnos que el año pasado

SILVIA CANTERA

A la entrada había los mismos nervios que en las pruebas de selectividad. Han pasado ya unos días desde que los alumnos se enfrentaron a esa prueba que sirve de transición entre el instituto y la universidad, pero los apuntes volvieron a ser claves en la jornada de ayer. Cerca de 300 personas se presentaron a los exámenes oficiales de mandarín que el Instituto Chino de Bilbao organizó en el Palacio Euskalduna. A la convocatoria acudieron un 46% más de alumnos que el pasado mes de junio.

Hace años que el chino se perfila como uno de los idiomas del futuro debido al crecimiento del mercado asiático, así que en el centro de congresos eran mayoría los que buscan nuevas oportunidades laborales. Otros se sienten atraídos por una lengua que nada tiene que ver con la suya propia. Además de la pronunciación, un auténtico obstáculo en idiomas como el francés o el inglés, los alumnos tienen que poner especial atención a la escritura. «Es casi como ponerse a hacer dibujos», bromeaban algunos justo antes de enfrentarse al examen.

Las pruebas comenzaron a las 9.00 horas y se prolongaron hasta las 13.35. Aunque la mitad de los que se presentaron eran vizcaínos, al Euskalduna acudieron estudiantes de todo el País Vasco, de Navarra, Cantabria, Burgos e incluso La Rioja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos