17.655 objetos perdidos en un año

Como puede apreciarse en la imagen, el paraguas es uno de los objetos que los vizcaínos pierden con más frecuencia. /Fotos: Jordi Alemany
Como puede apreciarse en la imagen, el paraguas es uno de los objetos que los vizcaínos pierden con más frecuencia. / Fotos: Jordi Alemany

La oficina de hallazgos y decomisos de Bilbao logra devolver una cuarta parte a los dueños

OLATZ HERNÁNDEZ

Decenas de carteras y gafas descansan en cajones clasificados. En las baldas no cabe un bolso más y el paragüero de la entrada hace tiempo que se quedó pequeño. El almacén de objetos perdidos de Bilbao, situado en la sede de la Policía Municipal de Miribilla, recoge cerca de 1.500 objetos al mes. Como mínimo. Una mujer se aproxima al mostrador a preguntar por unas llaves de su coche y enseguida despliegan unas bandejas llenas en el mostrador. Ha venido al lugar indicado.

Son muchas las cosas que por un mero despiste acaban en la oficina de hallazgos. Cuando llegan, los trabajadores las registran con la fecha y el lugar en el que fueron encontradas. Si vienen con documentación o algún otro elemento identificativo tratan de ponerse en contacto con el dueño. «Es alucinante la cantidad de gente a la que llamamos y no viene a recoger lo que es suyo», se sorprenden los trabajadores. El ciudadano que acuda a reclamar un objeto debe aportar una descripción y especificar el lugar y la fecha en la que lo perdió. En el caso de no dar con el dueño, se donan a organizaciones benéficas o, pasados dos años y un día, la persona que los encontró puede reclamarlos.

Los agentes guardan el material, una vez etiquetado, en estanterías.
Los agentes guardan el material, una vez etiquetado, en estanterías.

El almacén cuenta con dos salas. La primera, estrecha y alargada, contiene los hallazgos más recientes. La segunda, situada dos pisos más abajo, funciona como un gran depósito para los más antiguos. El año pasado se recogieron 17.655 objetos y se entregaron 4.084, el 23%. Los trabajadores atribuyen este pequeño porcentaje al desconocimiento de los ciudadanos. Por ello, desde la oficina animan a llamar al 944204981 o a presentarse en la oficina cuando se echa en falta algo.

Además de los particulares, también envían objetos Renfe, Euskotren, Metro, Bilbobus y los taxis; el museo Guggenheim y el palacio Euskalduna, además de otros servicios y organismos como Correos, la Ertzaintza y la Policía Nacional. Los más habituales son las carteras, los móviles, las llaves, los paraguas y documentaciones.

Carteras con 400 euros

Las llaves se clasifican en bandejas por meses. «Hay gente que viene en busca de algo el mismo día que lo ha perdido, pero las entregas suelen tardar un poco más en llegar», explica Mari Carmen, que lleva catorce años trabajando en la oficina. En este tiempo ha visto casi de todo, pero sigue habiendo hallazgos que llaman la atención de los más veteranos. «Dentaduras postizas, por ejemplo, y hace algunos años una urna con cenizas», apostilla la funcionaria.

Mandos y llaves de vehículos se amontonan en bandejas.
Mandos y llaves de vehículos se amontonan en bandejas.

De vez en cuando entran cosas que nadie se explica cómo se pueden dejar olvidadas: una silla de ruedas, muletas o carritos de niño, afortunadamente vacíos. De una pared cuelgan decenas de bicicletas de todos los colores a la espera de sus dueños. «Lo más prudente es hacerle una foto a la bici, así es más fácil encontrarla si se pierde», advierte.

Los empleados de la oficina destacan la buena voluntad de los ciudadanos. «Hace poco devolvimos una cartera con 400 euros». En otra ocasión, el dueño recuperó su billetera con el dinero íntegro y una simpática nota que decía: «Perdona, pero te he usado la Barik porque la mía no tenía dinero». Durante el último BBK Live, entregaron un bolso con el billete de avión de una turista que debía volver a su país al acabar el festival. «Tuvimos que hacer un montón de gestiones, pero al final dimos con ella».

Gran almacén.
Cada mes llegan entre 1.500 y 1.800 objetos.
Lo más común.
Reciben bolsos, teléfonos, llaves, paraguas, gafas y documentación.
Rarezas
Han llegado a encontrar dentaduras, sillas de ruedas, carritos de niños y hasta una urna con cenizas. En el último BBK Live localizaron a una turista que había perdido el billete de regreso a su país.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos