El Correo

La suspensión por el viento podría dejar sin fuegos artificiales a 80.000 personas

Los fuegos empiezan cada noche a las 22.45 horas.
Los fuegos empiezan cada noche a las 22.45 horas. / BORJA AGUDO
  • El Ayuntamiento avisará con diez minutos de antelación en caso de que se suspendan. La nueva normativa de seguridad reduce la velocidad del viento de los 54 kilómetros a los 36, por lo que hay «una pequeña probabilidad» de que algún día de la Semana Grande no se lancen

Los fuegos artificiales, una de las citas en mayúsculas del programa de Aste Nagusia, no están tan asegurados como otros años. La causa, un cambio en la normativa de seguridad, que ha reducido la velocidad del viento de los 54 kilómetros por hora a los 36. Con esta nueva limitación «existe una pequeña probabilidad de que se tengan que anular alguna noche». En caso de que así ocurra se avisará al público diez minutos antes. Es decir, cuando las 80.000 personas que cada noche salen a ver el espectáculo pirotécnico ya han cogido sitio en el parque de Etxebarria, la explanada frente al Ayuntamiento... o están estratégicamente acomodados en cualquier otro punto de la ciudad desde donde se ven bien.

La decisión se tomará a última hora porque la ley obliga a hacer las mediciones en el momento y lugar del lanzamiento. Lo que deja un margen de tiempo realmente corto para avisar a la gente que está esperando. El Ayuntamiento ha establecido un protocolo para informar a la ciudadanía en caso de que haya que suspender los fuegos: no se lanzará el cohete de las 22.35 que anuncia el inicio del espectáculo pirotécnico, tampoco se encenderá el cartel publicitario que está en la zona de lanzamiento (Euskaltel) y en el cielo se podrán ver señales de luces para advertir que no habrá fuegos artificiales. Además, en los diferentes recintos festivos se escuchará a través de las megafonías el siguiente anuncio del suspenso de los fuegos: 'Atención por favor. El Ayuntamiento de Bilbao comunica que debido a la intensidad del viento en la zona de lanzamiento, se suspende el espectáculo de fuegos artificiales de esta noche. Disculpen las molestias'. También se anunciará a través de megafonía o paneles de información de MetroBilbao, Euskotren y Euskotran, Bilbobus, Bizkaibus y Renfe y a través de Redes Sociales.

Los fuegos artificiales son una de las citas más multitudinarias de la Aste Nagusia. Según el balance de las últimas fiestas, las de 2015, hasta 80.000 personas salieron a ver el espectáculo cada noche. Por comparar con algo, los conciertos sumaron 205.000 asistentes.

La legislación sobre espectáculos pirotécnicos cambió el pasado octubre, por lo que esta será la primera Aste Nagusia con el límite nuevo de viento. En todo caso, la probabilidad de que esto suceda es «pequeña», advierten los dirigentes municipales. Hasta el año pasado se podían lanzar con hasta 54 kilómetros por hora y en los últimos diez años no se ha superado esa cifra jamás, por lo que nunca ha habido que cancelarlos.

No es muy probable, pero podría suceder este año. Aunque lo normal será que cada noche, a las 22.45 horas arranque el espectáculo pirotécnico. La hora es esa para que a la gente que después quiera a sistir a los conciertos le dé tiempo a llegar.

Además de la novedad de la limitación de la velocidad del tiempo, existe un protocolo habitual de seguridad. Durante el lanzamiento de los fuegos (entre las 22.30 y las 23.30 horas) estará prohibido el tránsito tanto rodado como peatonal por el tramo de la calle Esperanza comprendido entre la calle Sendeja y la Travesía de la Estufa. En este tramo se recomienda cerrar las ventanas y los balcones de las viviendas hasta que finalice el espectáculo pirotécnico. Asimismo, se cerrará también al tránsito peatonal el tramo comprendido entre la Plaza del Gas y el Parque de Etxebarria, también entre las 22.15 y las 23.45 horas. Además, se establece un área de seguridad de 140 metros de radio, que se extiende desde los campos de Mallona –donde se sitúa la zona de lanzamiento– hasta la calle Esperanza. Una autobomba de Bomberos permanece en el entorno del Parque Etxebarria, la embarcación de rescate acuático del Ayuntamiento de Bilbao se desplazará a la zona del Ayuntamiento-Plaza Arriaga durante los fuegos y habrá tres ambulancias: junto a la chimenea del Parque de Etxebarria, en la Plaza Ernesto Erkoreka y en los bajos de la Estación de Abando.

Los fuegos artificiales afectarán al tráfico de coches en varios puntos: a partir de las 21.45 horas y hasta que la aglomeración de peatones disminuya y el tráfico lo aconseje, se cortarán al tráfico las calles Pío X (acceso al túnel de Ugasko, hasta Maurice Ravel), Alameda Recalde (desde Plaza Moyua. Incluye el Puente de La Salve, Maurice Ravel y la Avenida Zumalakarregi hasta Zabalbide, excepto transporte público) y Paseo Campo Volantín (excepto transporte público). En estos puntos se permitirá el paso de los residentes en cada zona y los taxis, siempre que las circunstancias lo permitan. Se cortará también el Túnel de Artxanda, en su ramal Txorierri- La Salve.