Los fuegos artificiales de la Aste Nagusia 2017 costaron 200.000 euros

Uno de los espectáculos pirotécnicos durante la Semana Grande bilbaína./
Uno de los espectáculos pirotécnicos durante la Semana Grande bilbaína.

Seguido cada noche por una media de 100.000 espectadores en las calles, el Gran Premio Internacional ha destacado en esta edición por «el alto nivel» de las empresas participantes

JOSÉ MARI REVIRIEGO

El Ayuntamiento de Bilbao ha gastado 200.000 euros en el concurso de fuegos artificiales de la Aste Nagusia, el espectáculo con más tirón de público de todas las fiestas. Seguido cada noche por una media de 100.000 espectadores en las calles, el Gran Premio Internacional ha destacado en esta edición por «el alto nivel» de las empresas participantes. Sin viento amenazante ni lluvia que pudiera deslucir las colecciones, los lanzamientos han dejado una sensación «muy positiva» en la organización, que ha comenzado a preparar el concurso de 2018.

De hecho, el Consistorio, a través de la concejalía de Fiestas, ha iniciado ya contactos para traer a una empresa pirotécnica de Japón, donde los fuegos artificiales son una tradición. Bajo el nombre de Hanabi taikai, las ‘flores de juego’ iluminan ciudades y pueblos del país durante la campaña de verano.

La Aste Nagusia, que ha dispuesto de un presupuesto total de 2.420.000 euros, tiene en el espectáculo pirotécnico uno de sus principales atractivos. El XXVII Gran Premio Internacional Villa de Bilbao cuenta también con el apoyo económico de patrocinadores y la cobertura de los departamentos de Protección Civil, Obras y Servicios, y Espacio Público, entre otros.

El Ayuntamiento comienza en enero a examinar el mercado. En abril, publica un anuncio con las bases para acceder al concurso. Recibidas las propuestas, el Consistorio culmina la contratación con el asesoramiento de Izaskun Astondoa, responsable de la pirotecnia vizcaína que cierra las fiestas. El resto de los disparos son todos de concurso desde hace tres años. Se demostró que, «a veces», los de exhibición eran mejores que los de competición, cuando su coste era similar.

Fotos

Vídeos