Aburto celebra el arranque «extraordinario» de las fiestas

El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, se ha animado a jugar con los más pequeños. /MANU CECILIO
El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, se ha animado a jugar con los más pequeños. / MANU CECILIO

El alcalde ha inaugurado esta mañana el 'txikigune' en el parque de Doña Casilda. Este espacio registró el año pasado 144.000 asistentes

ELCORREO.COM

Balance corto, pero «extraordinario». El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha hecho la primera valoración de la Aste Nagusia, la del arranque: «Ha habido más gente que nunca y el ambiente es extraordinario», ha dicho Aburto, que esta mañana ha inaugurado el 'txikigune' en el parque de Doña Casilda, especialmente animado porque el tiempo acompañaba. Con el alcalde, otros miembros de la corporación municipal y la txupinera y la pregonera, probablemente las personas más atareadas durante la Semana Grande.

El alcalde se ha acercado al 'txikigune', uno de los espacios icónicos de las fiestas, pese a que está situado en la periferia del epicentro festivo del Arenal (un tren 'txu txu' conecta ambos lugares cada 25 minutos). Aún así es cita obligada para los más pequeños (se admiten niños de hasta 12 años) y el año pasado cerró con una participación de 144.000 asistentes.

El 'txikigune' ofrece 24 actividades diferentes en cuatro espacios y permanecerá abierto hasta el próximo domingo 27, en horario de 11.00 a 14.30 horas y de 16.30 a 20.00 por las tardes. Sus responsables entregarán a los niños de forma gratuita 10.000 pulseras identificativas, que servirán para localizar a los responsables de los menores en caso de pérdida.

«Que las mujeres sepan que hay protocolos en caso de agresión»

Optimista, el máximo dirigente municipal ha confiado en que en «los nueve días que duran las fiestas consigamos decir que no ha pasado nada y que todo va bien», aunque esta mañana tampoco podía entrar a valorar más que la atmósfera de ayer, con un txupinazo especialmente concurrido (las txosnas también estuvieron llenas, pero sin especial agobio para ser el primer sábado de fiestas) y la climatología, «que está siendo extraordinaria».

No hay, al menos de momento, nada en el debate que no sea la cuestión meramente festiva. Pero el alcalde ha hecho hincapié esta mañana en la campaña contra las agresiones sexistas, a la que se han unido en semanas previas las comparsas y personalidades de la ciudad, en un intento de vivir unaos festejos libres de ataques. «Que las mujeres de Bilbao sepan que hay protocolos, para que en caso de que ocurran esos hechos desgraciados, el peso de la justicia, de la ley, social y policial pueda caer sobre los agresores», ha recordado el alcalde.

Fotos

Vídeos