elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 0 / 17 || Mañana 1 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Shangay Lily: «Algunos gais votan a su verdugo con tal de no sentirse ajenos a esta sociedad»

Escritor y activista del colectivo LGTB

Shangay Lily: «Algunos gais votan a su verdugo con tal de no sentirse ajenos a esta sociedad»

20.03.14 - 00:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Las Jornadas por la Diversidad Afectivo-Sexual organizadas por Alternativa Universitaria, CC OO e IU acogen hoy a las 21 horas en el Coffee Single Rock de la Plaza del Mercado la presentación del libro 'La vida en rosa, en rojo y en violeta', en el que el destacado activista del colectivo LGTB Shangay Lily reúne sus mejores monólogos reflejando sus tres principales luchas: la gay (rosa), la de izquierdas (roja) y la feminista (violeta).

-¿Ve a esas tres luchas igualmente amenazadas hoy?

-Esas luchas están, o deben estar, ligadas indisolublemente para que sean efectivas. La derecha está cercenando los derechos y avances que tanto ha costado conseguir y la estrategia que ha seguido es la de dar privilegios aisladamente, insularizar las luchas para que pierdan efectividad. Así surgen los gais clasistas, misóginos y homófobos que creen que la victoria es parecerse al heterosexual blanco en lugar de conquistar dignidad para las diferencias.

-¿Sus acciones transgresoras contribuyen a visibilizar su denuncia?

-Por desgracia, hay que ser muy ingenioso para burlar la brutal censura mediática. Tras 20 años en televisión me di cuenta de que solo se puede denunciar desde fuera y con estrategias no 'normativizadas'. Es lo que llamo 'artivismo'.

-¿Considera que hoy se trata de imponer una homogeneización social revestida de respeto?

-La Iglesia y el PP están aprovechando su monopolio mediático para lanzar el engañoso mensaje de que todo está superado y que no son homófobos, pese a insistir en la criminalización de homosexuales y mujeres. Lo que llaman 'respeto' es asimilación, «si te niegas y te heteronormativizas, te acepto». Vivimos una especie de masivo síndrome de Estocolmo que nos hace identificarnos con nuestro secuestrador y culpar al oprimido de su opresión.

-Usted defiende la educación como único modo de aprender respeto, ¿qué falla para que siga habiendo acoso al distinto en las aulas?

-La Iglesia se ha apropiado históricamente de la enseñanza para mantener la ignorancia y mentiras que permitan su negocio. A los jóvenes que sufren acoso les diría que huyan de monopolios mediáticos, de lo 'popular'. Ellos tienen el poder de definirse, no la mirada del agresor.

-¿Le preocupa la pasividad internacional ante los ataques a mujeres o gais en países como Uganda?

-Creo que no son hechos aislados, sino promovidos por grupos empresariales que ven un negocio en esta estigmatización y en distraer a la población con 'enemigos manufacturados'. La religión es la gran impulsora de estas campañas de odio. Son lo que yo llamo 'cristofascistas'.

-¿Y en España?

-El monstruoso retroceso es claro. La Iglesia y sus peones del PP están intentando revivir debates que la sociedad española hace mucho que superó. Lo hacen para volver a una situación de odio e ignorancia que favorece su existencia.

-No excluye de su crítica al Papa Francisco. ¿Se está vendiendo una falsa imagen de aperturismo?

-Es una campaña de marketing absolutamente engañosa, promovida por los medios afines, que son todos, para hacer creer que hay un cambio. Las declaraciones del Papa, violentamente homófobo en Argentina y feroz opositor a los gais, se han 'editado' para dejar fuera lo de siempre: «si un homosexual de niega a sí mismo, yo lo acepto». Es muy propio de los jesuitas, especialistas en la aparente pobreza que beneficia a la empresa Vaticano S. A.

«Esclavas agradecidas»

-En ocasiones se ha referido con dureza a la 'automisoginia' de algunas mujeres...

-Me refiero a las mujeres de derechas o, como yo las llamo, 'esclavas agradecidas'. En el PP todas son así, juegan a favor del amo patriarcal aparentando ser liberadas porque tienen el dinero que les deja su amo.

-Algunos homosexuales rechazan a las drag queens al verlas como un estigma. ¿Siente que hay discriminación en el colectivo LGTB?

-Algunos homosexuales votan al PP, su verdugo, con tal de no sentirse ajenos a esta sociedad homófoba. Partiendo de ese punto, hay mucha 'endohomofobia' en la comunidad de los que no han tenido que luchar por los derechos y creen que van a estar siempre y que se los dieron los opresores en lugar de los activistas como yo. Al final es pura ignorancia. No saber que fueron las drag queens, locazas, bolleras camioneras, transexuales, las que conquistaron nuestros derechos en Stonewall en el 69.

En Tuenti
Shangay Lily: «Algunos gais votan a su verdugo con tal de no sentirse ajenos a esta sociedad»
El escritor posa rodeado de ejemplares de su última obra literaria. /E. C.

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.