elcorreo.com
Viernes, 18 abril 2014
sol
Hoy 7 / 23 || Mañana 3 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La guerrera del ADN

ALAVESA DE FEBRERO

La guerrera del ADN

EL CORREO elige a la investigadora Marian Mellén como Alavesa del Mes de febrero por sus logros en la Universidad Rockefeller de Nueva York

09.03.13 - 00:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Marian Mellén, alavesa de febrero de El Correo.

A la investigadora alavesa Marian Mellén se le ensancha la sonrisa al pensar que gracias al trabajo que hace junto a su equipo de la Universidad Rockefeller de Nueva York puede llegar a cambiar el destino de millones de personas. Con sólo 30 años y una brillante trayectoria a sus espaldas, esta vitoriana es la artífice de un descubrimiento sin precedentes: un mecanismo en el ADN que sienta las bases para poder contraatacar a enfermedades como el autismo, el cáncer o el alzheimer. Un logro que la hace merecedora del galardón de Alavesa del Mes de febrero que concede EL CORREO, con el que se quiere premiar su gran esfuerzo en el campo científico y la defensa tenaz de la 'marca Álava' que lleva a cabo en la ciudad de los rascacielos.

No es para menos. Tras una etapa como «orgullosa alumna» del colegio Sagrado Corazón Carmelitas, esta talentosa joven recaló en el campus de la UPV en Leioa dispuesta a conseguir el título de Biología. Durante tres años todos sus esfuerzos se encaminaron a ello, «pero luego me empecé a interesar por la genética», recuerda. Se fijó en un programa que se realizaba en la Universidad Complutense de Madrid, al que intentó unirse. No fue posible, pero la decisión ya estaba tomada «y al final acabé estudiando neurociencias». Tras cinco exitosos años en la universidad, se especializó en neurociencia y biología sanitaria. Y fue a por el doctorado.

«Me hacía mucha ilusión el programa que llevaba la catedrática Marian Martínez de Pancorbo en la facultad de Farmacia de Vitoria», apunta. Mellén tenía ya relación con esta docente de sus años en Leioa, pero una vez más su vida fue por otro camino. «Entré en un laboratorio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en su centro de investigaciones biológicas bajo la dirección de la doctora Patricia Boya, donde estudié el desarrollo en la retina embrionaria de animales vertebrados», explica esta investigadora. Durante los cuatro años que duró la elaboración de su tesis doctoral, también tuvo oportunidad de 'escaparse' cuatro meses a una universidad de Roma para formar parte de un proyecto relacionado con su trabajo.

Ya con el doctorado en la mano, a Mellén sólo le faltaba su última etapa: la estancia en el extranjero. Apuntó a Nueva York, fijándose como meta la Universidad Rockefeller, y no tuvo que pelear mucho por lograr la plaza. Su magnífico currículo hizo que, tras varias entrevistas, «me dijeran que estarían encantados de que fuese allí». Pese a la tristeza por dejar su amada Vitoria, cogió el avión hace dos años dispuesta a dar lo mejor de sí misma. Y el importante descubrimiento que ha hecho junto a su equipo demuestra que no se equivocó al dar este paso.

El autismo en mujeres

Su rápida trayectoria -ha logrado cumplir todas estas etapas en el mínimo tiempo posible- culmina con la detección de este mecanismo, que se perfila como determinante en el desarrollo del síndrome de Rett -una de las causas más comunes del autismo femenino-. Mellén sabe que «abre un montón de puertas, primero para comprender la biología general de una célula de un ser humano o de cómo funciona nuestro ADN y el mecanismo por el cual es capaz de tener toda esa información orquestada de una forma tan extraordinaria, y luego para buscar nuevos tratamientos y terapias, en cáncer, alzheimer, párkinson y en autismo».

Aunque quiere mostrarse cauta, ya que hacen falta más pruebas y años de investigación antes de comprobar si es posible que dé resultado, «con esto se podrían prevenir e incluso llegar a curar, porque es un mecanismo bastante maleable, y en ese sentido aunque hay un defecto, éste se podría revertir de una forma sencilla. Por eso, es muy prometedor, porque se podría actuar después de los síntomas y no sólo antes», advierte. Lo que sí está claro es que éste no es el único logro que la Alavesa del Mes de febrero de EL CORREO está dispuesta a alcanzar a lo largo de una prometedora carrera que ya empieza a brillar.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.