elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 12 / 17 || Mañana 13 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Gérard Depardieu se empadrona en la república rusa de Mordovia

NUEVO CIUDADANO

Gérard Depardieu se empadrona en la república rusa de Mordovia

«Estoy muy contento con mi apartamento en Saransk. Es fantástico», dice el actor

23.02.13 - 01:09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El actor Gérard Depardieu, ciudadano ruso desde principios año, hará hoy oficial su empadronamiento como residente permanente en la ciudad de Saransk, capital de la república de Mordovia, a más de 600 kilómetros al este de Moscú. «Estoy muy contento con mi apartamento en Saransk. Es fantástico. Nada pequeño para mí. No quería vivir en Moscú. Hay mucho tráfico, lo que es muy estresante. Allí (en Saransk) creo que estaré mucho más tranquilo», explicó ayer Depardieu a las agencias rusas.
El actor será registrado en la vivienda de unos amigos, «quienes aceptaron inscribirle allí», informó Natalia Kalitina, portavoz de la presidencia mordova. Según la prensa local, su apartamento, que se encuentra en la calle Democratícheskaya, es propiedad de unos familiares del actor y director del Archivo Estatal de Cine, Nikolái Borodachev. Las autoridades mordavas también ofrecieron a Depardieu el cargo de titular de Cultura, ofrecimiento que rechazó con el argumento de que «soy el ministro de Cultura del mundo».
El intérprete, todo un mito en Francia, decidió renunciar a la ciudadanía gala por la presión fiscal y recibió la rusa el pasado 3 de enero por decreto del presidente, Vladímir Putin.

En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.