elcorreo.com
Martes, 21 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 25 || Mañana 12 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El retraso en operaciones en el Hospital de Mendaro llega hasta los sesenta días

EIBAR

El retraso en operaciones en el Hospital de Mendaro llega hasta los sesenta días

11.02.13 - 01:38 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El Hospital de Mendaro es el de mayor demora en intervenciones quirúrgicas de toda la red de Osakidetza, según asegura el Consejo de Mayores de Debabarrena después de analizar los últimos datos hechos públicos por Osakidetza. En este momento, Mendaro, OSI Bajo Deba, registra 650 pacientes en lista de espera para intervenciones quirúrgicas en septiembre de 2012. Este número supone más que el registrado en 2011, en el que se encontraban en lista de espera 508. Esto hace que la demora media sea de 60,22 días, superior a la del año anterior que fue de 50,70 días. Esta es la mayor demora de todos los hospitales de Osakidetza, cuya media es de 54,68 días.
Por este motivo, el Consejo de los Mayores solicita la construcción del hospital de subagudos de Eibar. Su motivo principal es que «Mendaro, a pesar de la buena gestión de sus profesionales, necesitaba ampliarse o complementarlo con uno de subagudos, aspecto que no se ha llevado a cabo. En febrero de 2009 nos prometieron construir un hospital de subagudos en Eibar, que liberaría camas en Mendaro, reduciría desplazamientos, ampliaría los servicios sanitarios, comarcalizaría servicios que nos obligan a desplazarnos a la capital, y generaría puestos de trabajo directos e indirectos, y ahora el alcalde de Eibar nos informa que el consejero de Salud le ha comunicado que no se van a iniciar las obras ya adjudicadas».
En este sentido, según el Consejo, «la alternativa de no llevarse a cabo dicho hospital en 2013 no es aceptable y por ello, es necesario que todos los partidos de la corporación municipal en bloque y, olvidándose de los intereses partidistas, exijan, sin miedo, a sus centrales que pacten este proyecto como prioritario, dada su importancia estratégica y vital para la ciudadanía».
Unir fuerzas
En esta dirección, el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, trata de unir fuerzas de entidades y colectivos para solicitar el inicio de las obras del hospital. «No es que el Gobierno vasco carezca de presupuesto para su puesta en marcha. El problema es que el Consejero de Salud, Jon Darpón, ha decidido que la cantidad consignada para la construcción del hospital de Eibar se destine a otros proyectos por considerar que existen otras prioridades. El problema no ha sido el presupuesto, sino que la cantidad destinada para el hospital ya quedó consignada en la anterior legislatura. Lo que se hace es sacar de un sitio para meterlo en otro. Esto es lo que ha ocurrido», explicó el alcalde, que trataba de aunar voluntades de diferentes colectivos para conseguir que la cantidad comprometida en la anterior legislatura socialista se aplique a la construcción del hospital de subagudos.
Las limitaciones no se quedan solo en ese ámbito y el Consejo Comarcal de Mayores de Debabarrena constata asimismo la ausencia de un centro de rehabilitación integral (fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional y neuropsicológica) para pacientes con esclerosis múltiple y otras enfermedades.
También echan en falta centros de prevención oncológica para hacer mamografías, a otro nivel, la posibilidad de obtener pasaportes. «Si comparamos los recursos del Bajo Deba con los de otras comarcas, y sin entrar en consideración de si los que tenemos sean suficientes y adecuados», el estudio encuentra diversos «agravios comparativos».

En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.