elcorreo.com
Domingo, 31 agosto 2014
cubierto
Hoy 14 / 24 || Mañana 12 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los Héroes Magos toman Vitoria

noche mágica

Los Héroes Magos toman Vitoria

Melchor, Gaspar y Baltasar protagonizan una abarrotada Cabalgata con criaturas fantásticas y muchos caramelos

06.01.13 - 02:08 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«¡¡¡Nos hemos portado muy bieeeeeeeeen!!!». Hordas de diminutas cabecitas multicolor trotaban, brincaban y chillaban por las calles en el día de ayer. Un caos de niños a hombros, cámaras de fotos y cochecitos de bebé sencillamente arrasó el centro de Vitoria. Sus aclamadas Majestades, gracias a sus poderes mágicos, son capaces de congregar a más gente que en ningún otro acto de la ciudad en todo el año. Aparecieron Melchor, Gaspar y Baltasar y se desató la locura. El sentido arácnido del pequeño Eneko, con su inseparable gorro de Spiderman, le decía que sí, que llegaba ya la noche más guay del año, y que su mago en persona le traería la consola que le había pedido expresamente en la carta. Su olfato de superhéroe no falló.
«¡Ahí está mi regalo!», aulló cuando pasaba el camión cargado de paquetes que seguía a los pajes reales, atentos a las misivas de última hora. El retumbar de los tambores indicaba que ya estaban cerca. ¡Boom! Un fogonazo de chispas y confeti hizo que cuatro hileras atestadas de críos saltaran de un bote en la plaza de Bilbao. «¡Ya vienen!». Majestuosas, brillantes y preciosas, las tres carrozas emergieron de la muchedumbre como tres geniales elefantes. Melchor con sus canes dorados de inspiración egipcia, Gaspar en su fantástico trono y Baltasar sobre su tartana de un blanco celestial.
«¡Baltasar, feliz año nuevo!», rugía el atestado sector junto al Artium. En el Día de todos los niños, extraños seres salen a pasear por la ciudad. Gigantescos peces y medusas de la 'Parada Acuática' de Planet Vapeur contuvieron los nervios de los más ansiosos. «¡Deja de dar patadas Ibai, que te va a ver Gaspar!», reñía una de las tantas incansables mamás. La música, los animales, los estandartes voladores de los abanderados italianos de Cori, los exóticos contorsionistas galos, sus amigos zancudos con sombrero de copa y una intensa lluvia de caramelos sin gluten marcaron la apoteosis final.
En tren
«¡Queridos niños!», bramó el Rey Melchor durante el saludo oficial que tuvo lugar por la mañana desde el Ayuntamiento. En la estación de Renfe, poco antes, los pequeños se agolpaban hasta en los balcones. El tren de los monarcas se retrasó unos pocos minutos, y la muchedumbre enloqueció a su llegada. Tras desfilar sobre los bólidos clásicos de Araba Classic Club a ritmo de villancicos y charangas, los Magos de Asia se dirigieron a sus fieles. «Sabemos que os habéis portado muy bien, que en casa recicláis y que Vitoria ha sido Green Capital gracias a todos». Desde la terraza consistorial, tres barbas reales lanzaban destellos al gentío. «Venimos cargados de regalos, pero recordad que hoy debéis acostaros pronto y ser muy obedientes», recordaron los pajes.
«Como son mágicos, pueden ir a todas las ciudades a la vez, ¡a que sí!», silbaba Marcos Ramírez de la Piscina a sus primitos, todos atentos a la plática monárquica. «Acordaos de los niños pobres, a quienes podéis regalar vuestros juguetes viejos, y también de los padres que están en paro. En general, casi todos habéis sido buenos&hellip ¡pero algunos recibiréis un poco de carbón!», advirtió Baltasar. Las pícaras risitas de ciertos aludidos se escucharon al fondo. El rey negro incluso se arrancó con una fábula solidaria de mensaje solidario. «En esta vida tenéis que sacar vuestro lado positivo», aconsejó a los niños.
La algarabía menuda, sin embargo, no cesó en Villasuso. A sus 3 años, la tímida Nora Esteban fue tan valiente que se atrevió a sentarse en las rodillas de sus héroes magos. Otros, como el vitoriano Arturo Muñoz, fueron presa de los nervios y un pequeño 'burro' de última hora y rompieron a llorar. Escenas reales, nunca mejor dicho. «Las Navidades se acaban -apostilló el inefable Gaspar- pero su espíritu persiste todo el año».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Gaspar saluda desde su impresionante carroza. 2. Melchor, subido a un coche clásico tras bajar del tren real en la estación.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.