elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 5 / 9 || Mañana 2 / 9 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los artesanos marcan la diferencia

XVI Feria Navideña de Artesanía

Los artesanos marcan la diferencia

Artículos únicos para todos los gustos y bolsillos en la XVI feria Lan ta Lan

06.01.13 - 02:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los jamones penden de una barra de metal junto a un trapo blanco manchado de sangre. Sobre la encimera de mármol, una báscula analógica asoma detrás de un hígado de ternera, unos sesos rosáceos, un pollo eviscerado y un gran trozo de pernil que enseña hasta el hueso. Tampoco faltan las ristras de chorizo y morcilla, suspendidas a escasa distancia del suelo embaldosado. Un póster adherido a la pared del fondo disecciona al milímetro las partes del cerdo. A su lado, un letrero con la palabra carnicería completa la estampa tridimensional, cuyo realismo transporta al espectador a un negocio de hace varias décadas.
«Así eran las charcuterías antiguas», recuerda Silvia Noguera desde la XVI Feria Navideña de Artesanía, Lan ta Lan, en la plaza de la Provincia, que bajará la persiana hoy, a las dos de la tarde. En su puesto Ventanas al Pasado esta sopeloztarra evoca escenas de antaño con todo lujo de detalles: un baño de época, un taller mecánico, la habitación de un informático, donde los añejos carteles de la pared, los disquetes y el ordenador Commodore retrotraen a la épocade los ocho bits... Y los «más solicitados, una escuela y una satrería» a la vieja usanza. Sin embargo, Asier optó por un estudio de arquitectura, con su regla y escuadra de madera, el maletín de cuero, planos de papel por doquier... para «alegrar» las navidades a su padre, que «es delineante desde hace 35 años, aunque ahora está en paro...».
Noguera emplea desde hace cuatro años madera, cerámica, yeso, vidrio, metal, resina, cartón y tela para realizar sus exquisitas miniaturas, algunas por encargo, que despacha acristaladas, enmarcadas y listas para colgar en la pared. Todas llevan detrás una «rigurosa documentación y una ardua labor manual que puede alargarse varios días», en función de su tamaño.
Aunque de momento solo las comercializa en ferias nacionales y a través de su página web, no descarta «abrir una tienda física y trabajar con museos y exposiciones», dada la buena acogida que han tenido estas ventanas al pasado en su primera participación en la feria Lan ta Lan. «Ayer compré una oficina, un taller de costura y una escuela para regalar», corrobora Marisa. «Antes que ir de tiendas prefiero pasarme por aquí, donde los artículos son más originales. Y, de esta manera, apoyo un poco la artesanía».
Joyas que valen un curso
A Maitane Fernández de Jaúregui también le sonríen las cifras. Con solo veintidós años, ha montado su propio negocio para vender alhajas diseñadas por ella misma y así costearse el ciclo de joyería artística que estudia en Barcelona. Por eso, solo puede apuntarse a los mercadillos de invierno y verano. Sus pendientes de plata, que a veces combina con motivos de latón y cobre, causan furor en las ferias del País Vasco, la Rioja y Burgos. Asimismo, goza de éxito un modelo que incorpora una bola de este metal precioso sin alear, «a modo de perla», en un arandela argéntea. «Suelo despachar bastantes», afirma la joven vitoriana mientras señala los dos últimos pares. Otros veinte ya han desparecido del muestrario.
La mayoría de los artesanos expresan una moderada satisfacción, a menudo, porque las expectativas que traían consigo «no eran demasiado altas». Natxo Nogueira, de Veo Veo Títeres, que participó tembién en la feria de 2008, constata «una gran diferencia» entre ambas ediciones. «La crisis ha hecho mella en los bolsillos de la gente». Aún así, su descontento «no raya la desesperación», admite este asturiano. He vendido unas cien marionetas». Sus duendes, setas y dragones, que él y su pareja esculpen con unas tijeras a partir de un bloque de gomaespuma, para después pintarlos y vestirlos, «llaman muchísimo la atención de los niños por su movilidad y expresividad». Paco asegura que «ninguna juguetería oferta algo tan original. Es el regalo perfecto para Reyes».
Exclusivos, exquisitos y siempre hechos a mano, la artesanía constituye el mejor antídoto contra los omnipresentes artículos 'made in China'. Madera contra plástico; delicadeza y mimo contra producción en cadena. Solo apto para sibaritas y otros paladares cultivados.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los artesanos marcan la diferencia
Natxo con sus coloristas títeteres. :: BLANCA CASTILLO
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.