elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 13 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El embajador de la I+D

ALAVÉS DE DICIEMBRE

El embajador de la I+D

EL CORREO escoge como 'Alavés del mes' a José Ramón Alcorta por su trayectoria al frente de un centro tecnológico en Burdeos

05.01.13 - 02:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
José Ramón Alcorta vive a caballo entre Burdeos y Vitoria, su ciudad natal. Cada vez que tiene ocasión, este investigador de I+D apura las tres horas y media que separan ambas ciudades para poder visitar a la familia y a los amigos. Y al cruzar la capital alavesa pasa a ser Montxo. Así le conocen aquí sus allegados, aunque no ha podido exportarlo a Francia. «Allí, como no lo saben pronunciar, me llaman José Alcorta», bromea.
Aunque en la zona, más que por su apodo, le conocen por su gran labor empresarial en el campo de la Investigación y Desarrollo. Gestiona desde hace más de una década el centro tecnológico Rescoll allá en Burdeos, y sus logros le han merecido ser nombrado en 2012 Empresario del Año en la categoría de I+D en la zona de Aquitania.
Alcorta se ha convertido en un embajador de esta profesión tan necesaria para cualquier empresa, y pese a la distancia intenta estrechar lazos empresariales con su tierra, Álava. Por eso, EL CORREO premia a este investigador con el galardón de 'Alavés del Mes' de diciembre para homenajear su forma de exportar talento y de trabajar en pos del desarrollo tecnológico, dejando a un lado las dificultades de los inicios para consolidarse en su campo.
A este ingeniero químico le avalan más de 30 años de experiencia, desde que marchó a la universidad de Burdeos para estudiar la carrera. Con el título en la mano, siguió sus pasos de la mano de esta institución educativa. «Me puse a trabajar con ellos en lo que fue el primer centro de investigación para las empresas, que poco a poco empezó a funcionar, y fue el embrión lo que es hoy en día nuestra empresa, Rescoll, que trabaja la I+D en el campo de los materiales», explica Alcorta. Junto a cuatro compañeros del centro, vieron que aquello podía ir más allá, y apostaron por fundar su propia empresa.
Aeronáutica y eólicas
«Allí era el director de un servicio de transferencia de tecnología, y me di cuenta de que las empresas necesitaban el apoyo de la universidad, pero también el de centros tecnológicos que respondan a sus necesidades sobre un corto plazo. Y eso la universidad no lo sabe hacer. Por eso decidimos en 2001 trasformar ese servicio en un centro tecnológico, comprándoselo a la universidad para poder crear nuestra propia empresa», relata. Y allí dejó su huella vasca al tomar el ejemplo de las cooperativas de Mondragón para escoger la forma jurídica de Rescoll.
«Decidimos crearlo con una forma un poco original, a modo de cooperativa, porque en Euskadi los centros tecnológicos son todos fundaciones, y en Francia no existe esa forma jurídica, al menos como aquí, así que hemos tenido que innovar también en ello», bromea.
Empezaron cinco personas y se enfrentaron a una serie de dificultades hasta que en 2006 consiguieron el éxito. Ahora, la plantilla la conforman 50 personas, y trabajan «analizando materiales, sobre todo los que son para el campo aeronáutico, los implantes médicos y las eólicas, que ahora está empezando a potenciarse en Francia», apunta.
Y ahí se cruzan de nuevo Álava y el País Vasco, una zona que conoce muy bien y a la que valora por su apuesta por la I+D, «que creo que ha ayudado a que se note menos la crisis». Y es que aunque las empresas cuentan con sus propios equipos, necesitan de la colaboración con centros tecnológicos para avanzar en ciertas áreas.
«Trabajamos con compañías por toda Europa, y en Álava lo hacemos con Cegasa, que está en contacto con varios centros tecnológicos de Euskadi y con nosotros». También se les conoce en Miñano. «Colaboramos con el centro tecnológico de aeronáutica para poner a punto los materiales y lograr que respondan a las especificaciones que nos piden nuestros clientes», añade. Y también hay contactos con Aernnova, siempre con la premisa de encontrar ese material «que sea cada vez más ligero, para que consuma menos, o pueda ir más lejos».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El embajador de la I+D
Alcorta es vitoriano y vive en Burdeos. :: IGOR AIZPURU
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.