elcorreo.com
Jueves, 24 abril 2014
nuboso
Hoy 4 / 18 || Mañana 8 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Báñez plantea incrementar el salario mínimo un 0,6% para situarlo en 645,3 euros al mes

ECONOMÍA

Báñez plantea incrementar el salario mínimo un 0,6% para situarlo en 645,3 euros al mes

Los sindicatos consideran «injusta» la medida porque supone aún más pérdida de poder adquisitivo

22.12.12 - 02:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Ministerio de Empleo ha propuesto subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) un 0,6% en 2013, de manera que se situaría en 21,51 euros diarios o 645,3 euros mensuales. En la consulta que debe realizar preceptivamente a los agentes sociales, el Gobierno señala que el incremento del 0,6% «es coherente» con el aumento de salarios en 2013 que recoge los acuerdos firmados con UGT, Comisiones Obreras y CEOE.
El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, considera la propuesta «claramente injusta» y que demuestra la «insensibilidad» del Ejecutivo al condenar a los que tiene los salarios más bajos a una pérdida de poder adquisitivo de más de 2,3 puntos porcentuales. En 2012 ya se congeló el SMI y la inflación en noviembre alcanzó el 2,9%. Por su parte, el secretario de Acción Sindical de CC OO, Ramón Górriz, cree que la propuesta es «totalmente rechazable» y acusa de «racanería» al Gobierno porque afecta a 140.000 personas que han perdido poder de compra en los últimos años.
Menos de lo esperado
Los sindicatos habían planteado que el salario mínimo subiera en 2013 el 4,6% para recuperar el poder adquisitivo perdido en el último trienio. El Ministerio de Empleo, en la carta enviada a los agentes sociales, les da de plazo hasta el próximo jueves 27 de diciembre a las tres de la tarde para que le contesten. El SMI de 2013 será aprobado en el último Consejo de Ministros del año, el viernes 28 de diciembre.
Toni Ferrer opina, además, que el acuerdo firmado en enero con los empresarios fijaba el criterio de moderación para los salarios pero también para las rentas empresariales y los precios, además de reclamar que no se subiesen los impuestos. El Gobierno ha subido el IVA, las tasas universitarias y ha aumentado el copago en Sanidad. Mientras, las rentas empresariales han crecido un 3,4% -datos del tercer trimestre- mientras que las salariales han caído un 3,9%. Según el Ministerio de Empleo, el incremento de sólo el 0,6% «responde al difícil contexto económico actual que obliga a adoptar políticas salariales que puedan contribuir al objetivo prioritario de recuperación económica y a la creación de empleo».
Aunque el Gobierno de Rodríguez Zapatero nunca cumplió su promesa de llevar el SMI hasta los 800 euros, entre 2004 y 2009 el salario mínimo ganó poder de compra porque las subidas aprobadas (entre el 4% y el 7,9%) fueron superiores al IPC. Desde 2010 ha perdido poder adquisitivo y se ha alejado, cada vez más, del salario medio.
Si se compara con otros países, el SMI español -748 euros medido en paridad de compra descontando los diferenciales de precios- está por detrás de Luxemburgo (1.801 euros), Bélgica (1.472), Irlanda (1.462 euros), Francia (1.426), Reino Unido (1.244), Estados Unidos (998) o Eslovenia (763). Pero está por delante de Grecia (684) o Portugal (566), entre otros.
La determinación del Salario Mínimo Interprofesional no sólo afecta a quien lo cobra, sino también a la fijación de las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social, por lo que el menor incremento del mismo implica unas menores pensiones de jubilación en el futuro y unos menores ingresos para el sistema de Seguridad Social en el presente.
En Tuenti

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.