elcorreo.com
Miércoles, 30 julio 2014
nuboso
Hoy 12 / 16 || Mañana 13 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Les acusan de estafa y el juez les absuelve por el afán especulador de los querellantes

inversión especulativa

Les acusan de estafa y el juez les absuelve por el afán especulador de los querellantes

29.11.12 - 02:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Antes de la crisis, en pleno boom del ladrillo, era habitual comprar un piso sobre plano y venderlo a un tercero antes de recibir las llaves. En el año y medio o dos que se tarda en hacer un bloque de viviendas éstas se disparaban de precio, de manera que el comprador inicial ganaba de manera bastante cómoda varios miles de euros. Es lo que se llama inversión especulativa.
En enero de 2006, una pareja de vitorianos logró un beneficios de más de 36.000 euros con una operación de estas características en la localidad riojana de Villamediana de Iregua. En abril quisieron repetir y apalabraron con dos constructores, mediante la intermediación del dueño de una inmobiliaria, la compra de otros tres pisos en el mismo pueblo. El contrato incluía una cláusula de reventa. Entregaron cerca de 77.000 euros como parte del precio final. Pero los pisos no se llegaron a hacer y en marzo de 2009 los promotores presentaron un concurso de acreedores. Recuperar su dinero les resultaría difícil.
La pareja vitoriana denunció a la constructora y al dueño de la inmobiliaria por estafa, apropiación indebida y delito societario. El juez de la Sección Segunda de la Audiencia de Vitoria acaba de hacer pública la sentencia en la que absuelve a los acusados y reprende a los querellantes por su afán especulativo. Estos últimos argumentaban el incumplimiento intencionado de contrato.
En el relato de los hechos y tras tomar declaración a testigos, considera confirmado que la empresa trató de hacer los pisos hasta el final. Primero se retrasaron las licencias y luego llegó la crisis y la caja de ahorros con la que trabajaban puso impedimentos para dar créditos. Exigió un nuevo compromiso de los compradores, entre ellos los querellantes. Algunos se echaron atrás y se les devolvió el dinero. Los acusadores, sin embargo siguieron adelante, pese a ser advertidos de los problemas. Finalmente, en 2008, la entidad no dio el dinero y la constructora quebró.
Aunque los acusadores argumentaron que querían las viviendas como segunda residencia y para familiares, el juez no lo ve verosímil entre otras cosas porque en estos años no viajaron ni una vez a Villamediana de Iregua. «Todo el mundo que invierte en una operación-inversión especulativa sabe que puede ganar o perder el dinero», indica. El fallo es apelable.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.