elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 29 || Mañana 13 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Enfermos crónicos, según el Parlamento vasco

GENERAL

Enfermos crónicos, según el Parlamento vasco

24.07.11 - 02:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las dolencias encuadradas bajo el paraguas de 'síndrome de sensibilidad central' (SSC) han llegado al Parlamento vasco de la mano de EB. Su único representante en la Cámara de Vitoria, Mikel Arana, ha impulsado la aprobación de una resolución para que otras instancias oficiales tomen conciencia de dolencias como la fatiga crónica, la fibromialga, la sensibilidad química múltiple (SQM) y la electrohipersensibilidad (EHS).
Todos los grupos respaldaron la idea y aprobaron una resolución en la que instan al Gobierno vasco a dar pasos para conseguir que la SQM y la EHS sean incluidas por la Organización Mundial de la Salud en el listado CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades), lo que significa su reconocimiento como dolencia, como ha sucedido con la fibromialgia y el síndrome de fatiga crónica.
Aunque de momento no hay pruebas evidentes sobre los efectos que en la salud tienen los productos químicos y las radiaciones electromagnéticas, lo cierto es que hay personas que aseguran que enferman si tienen cerca un emisor de sustancias no naturales u ondas.
En un plano más concreto, el Parlamento quiere que la Sanidad vasca trate a quienes sufren alguna de estas cuatro dolencias como si fueran enfermos crónicos. Y es que ninguna de estas patologías tiene por ahora cura.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.