elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
tormenta
Hoy 15 / 21 || Mañana 10 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La mujer que acusó a su marido de querer estrangularla dice que se autolesionó

LA RIOJA

La mujer que acusó a su marido de querer estrangularla dice que se autolesionó

Sin embargo, el fiscal mantiene para el hombre la petición de ocho años de cárcel basándose en los informes periciales

01.06.11 - 02:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
P. R., de 75 años, se casó en 2007 en Italia con M. C., de 55. Ante el rechazo que sufrió la mujer por parte de la familia de su esposo, ambos decidieron trasladarse a Santo Domingo de la Calzada, donde residían los cuatro hijos de ella. Ayer, ambos comparecieron ante el tribunal de la Audiencia Provincial, integrado por tres magistradas. Él, como acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa por el que lleva más de un año en prisión preventiva; y ella como testigo, puesto que, con carácter previo, había retirado la denuncia que interpuso contra su marido, así como la acusación que había reiterado con anterioridad tanto ante la Guardia Civil como ante el juzgado.
P. R., que fue asistido en todo momento por una intérprete de italiano, señaló durante su interrogatorio que la inicial versión de su mujer «es todo mentira». «Yo creo que su amiga Claudia se entrometió para conseguir el dinero que yo tenía, creo que ha sido todo un montaje. Nunca la he amenazado ni la he agredido», afirmó.
Según el escrito del fiscal, el 15 de enero de 2010, la pareja se encontraba en su domicilio cuando iniciaron una discusión, al parecer motivada por la negativa del marido a entregar a su esposa una cierta cantidad de dinero para comprarse una chaqueta. El hombre «comenzó a insultarla, mientras le decía que la iba a tirar por la ventana, la agarró de la pierna», pero la mujer consiguió deshacerse de él.
No obstante, y siempre según las conclusiones provisionales del ministerio público, el procesado empujó a su esposa, la tiró sobre la cama y la agarró del cuello, «presionando fuertemente con ambas manos, con intención de ahogarla, mientras le decía que la iba a matar «y a partirla en trocitos».
M. C., la esposa del procesado, compareció ante el tribunal y afirmó con rotundidad que no mantenía sus declaraciones ante la Guardia Civil ni las que realizó en el juzgado. «Mi cabeza entonces no estaba bien y lo cierto es que me autolesioné por un ataque de nervios», dijo. «Me encerré en el baño y me arañé en el cuello», precisó.
La médico de cabecera de la mujer certificó que la testigo llevaba varios años tomando antidepresivos y pastillas para dormir, porque presentaba un cuadro psicológico derivado del fallecimiento de su segundo esposo. Tras el ingreso en prisión preventiva de su actual marido, M. C. continúa con un tratamiento dirigido por un psiquiatra.
Los peritos llamados a declarar por parte del fiscal afirmaron que creían «incompatibles» con la autolesión las señales en el cuello de la supuesta víctima. «No eran arañazos, eran lesiones por presión, objetivas y objetivables, posiblemente porque hubo falta de oxígeno durante un tiempo», concluyeron.
Una vez escuchada esta declaración, el ministerio público señaló que retiraba la petición de indemnización para la víctima, puesto que ésta había retirado la acusación, pero siguió reclamando una pena de prisión de ocho años de cárcel por homicidio en grado de tentativa.
A favor de su padrastro
Dos de los hijos de la supuesta víctima y una nuera testificaron a favor de su padrastro. Incluso al final de la vista se acercaron hasta el banquillo para besarle en la mejilla y despedirse de él antes de que volviera a ingresar en prisión a la espera de sentencia. Lo mismo hizo su esposa, que también se despidió con cariño de su supuesto agresor.
Uno de los hijos de la mujer dijo que el acusado «siempre ha tenido un trato cordial y correcto con todos nosotros, como si fuera de la familia». Desde su punto de vista, «mi madre es el problema, porque siempre se ha automedicado, el problema lo tiene ella». El segundo reiteró que «nunca vi mal trato o agresión alguna sobre mi madre y mi padrastro es muy buena persona con toda mi familia». «Mi madre es una persona prepotente, mandona y nerviosa», señaló.
La letrada que representaba al imputado solicitó para él la libre absolución porque, según argumentó, «no hay prueba de cargo suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia».
En Tuenti
La mujer que acusó a su marido de querer estrangularla dice que se autolesionó

El acusado, junto a un policía, en el banquillo de la Audiencia Provincial. :: JUAN MARÍN

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.