elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 2 / 10 || Mañana 1 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La impunidad de las antenas

ÁLAVA

La impunidad de las antenas

Una instalación de telefonía sin licencia lleva casi cuatro años ubicada en el techo de Corazonistas tras haber recibido nueve multas

19.12.10 - 02:46 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
En lo alto del número 1 del Paseo de Fray Francisco hay una especie de monumento al absurdo. Sobre el techo del colegio Corazonistas se alza orgullosa, desde hace casi cuatro años, una antena de telefonía levantada sin licencia, cuya existencia se conoce desde el minuto cero, y que ya ha recibido nueve multas por parte del Ayuntamiento. Allí sigue. El fenómeno sólo se entiende si se atiende a la extraña normativa que regula el asunto y al ralentizado proceder municipal.
La historia comienza el 15 de marzo de 2007, cuando Telefónica Móviles S.A. solicita licencia de obras para levantar allí la antena. El 2 de abril el Ayuntamiento deniega el permiso porque, según la ordenanza reguladora de la materia, «sólo se puede instalar un mástil portaantenas» por cada número de portal. Y en el techo de Corazonistas ya había uno de Retevisión Móvil.
Pese a ello, tres semanas después, el 26 de abril, un inspector constató que las obras se estaban realizando. De hecho, estaban casi concluidas. Y así consta en el expediente, al que ha tenido acceso EL CORREO. El 4 de mayo el Ayuntamiento dicta orden de demolición de la obra ilegal y advierte a Telefónica de que se enfrenta a una multa de 600 euros. No pasa nada, y el 10 de julio se vuelve a emitir una orden de demolición y advertencia de multa. Como nadie hace caso, en septiembre llega la primera sanción de 600 euros.
A partir de ese momento se suceden un rosario de actuaciones repetitivas: orden de inspección municipal para verificar si se ha cumplido la demolición, comprobación de que no ha sido así y nueva multa de 600 euros. Así hasta hoy. La antena, camuflada como tantas otras bajo la apariencia de una chimenea, se mantiene firme en el número 1 del Paseo de Fray Francisco.
Camino de la décima
Hay que consultar la normativa si se quiere entender algo. «A tenor de lo dispuesto en el artículo 224 de la Ley 2/2006, de Suelo y Urbanismo, la falta de ejecución de las órdenes de reposición de la realidad física alterada (...) dará lugar a la imposición de hasta diez multas coercitivas por plazos de un mes, así como al traslado de testimonio al Ministerio Fiscal si los hechos fueran constitutivos de delito de desobediencia», dicen todas las resoluciones municipales en las que se impone multa.
Ya van por la novena sanción, que fue resuelta el pasado 4 de octubre. Cuando llegue la décima, el Ayuntamiento estará facultado para demoler la antena por su cuenta y pasarle la factura a Telefónica. Cuando eso ocurra habrán pasado más de cuatro años, durante los cuales la empresa habrá estado utilizando esa instalación de forma ilegal a cambio de 6.000 euros en multas. Poco más de cien euros al mes. Hay que volver la vista también hacia el Consistorio: si está facultado para imponer una multa al mes -de manera que podría estar resuelto el asunto ya en 2007-, ¿por qué pasan hasta diez meses entre una sanción y otra?
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La impunidad de las antenas

La polémica antena en el tejado de Corazonistas, oculta bajo la apariencia de una chimenea convencional. :: RAFA GUTIÉRREZ

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.