elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 6 / 24 || Mañana 6 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Un profesor recoge en una obra 24.000 palabras singulares del habla riojana

LA RIOJA

Un profesor recoge en una obra 24.000 palabras singulares del habla riojana

José María Pastor culmina su estudio dialectológico tras 15 años de trabajo y entrevistas con un millar de personas

10.12.10 - 02:50 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A punto de comenzar el año 2011, todavía es posible encontrar a personas mayores en la aldea de Posadas que hablen como se hacía en pleno Siglo de Oro y para los que 'ahora' es 'agora'. Y también residentes de Villavelayo para los que una 'bernajía' es un hecho portentoso o una hazaña. Sin que se sepa cómo o por qué, aunque etimológicamente sea un resto épico de la Canción de Roldán, en Viniegra de Abajo los quebrantahuesos son 'manantías' y en buena parte de La Rioja 'amante' es un vocativo cariñoso que se emplea a menudo hasta con los extraños.
Son solo algunas de las 24.000 voces recogidas por José María Pastor Blanco (Entrena, 1955), doctor en Filología Hispánica y catedrático de Bachillerato, en la obra 'El castellano hablado en La Rioja', un voluminoso trabajo de más de 700 páginas que reflejan quince años de investigación, a lo largo de los cuales ha entrevistado a 1.008 personas, mayoritariamente con más de 50 años de edad, desde las Viniegras hasta El Collado, el último enclave poblado en el que culminó las encuestas hace tan solo dos meses.
El trabajo, editado por Ediciones Emilianenses y El Tragaluz Editorial, y patrocinado por la Fundación San Millán y el Ayuntamiento de Logroño, fue presentado públicamente ayer, con todos los parabienes de un volumen que «es un canto por la cultura», según el concejal de Cultura, Carlos Navajas, o «un referente para todo el hablar riojano», en palabras del director general de Cultura, Javier García Turza.
El autor señaló ayer que en la obra se distinguen dos partes. La primera, más dirigida a los especialistas, se centra en cuestiones de fonética y morfosintaxis. La segunda está orientada al público en general y curiosos de la comunicación humana. Este 'Tesoro léxico de las hablas riojanas' se estructura en forma de diccionario. Comienza con el 'á' que sustituye al 'ya' en Cameros y se cierra con la 'zuta' (herramienta agrícola que por un lado es pico y por el otro hacha) que sirve para cortar raíces y que se emplea por los mayores de Ventrosa.
Entre estas dos voces, otros millares de términos, como 'amorar' por jugar; el exclamativo 'ca' procedente del 'quia' latino que se encuentra en Alfaro; 'canso', 'canilla' o 'elemento', reconocidos por los académicos como propios del castellano de hispanoamérica, obviando los significados singulares que están vigentes en La Rioja, o el adjetivo 'sencido' para designar las características de un prado virgen destinado al ganado trashumante.
'Ligón' o 'librar'
Es también una parte del volumen en la que 'ligón' no es una persona que tiene mucho éxito en la conquista amorosa, sino una azada triangular y puntiaguda empleada en labores vitícolas, 'librar' es parir, 'tafarada' es un olor desagradable y un 'zurramoscas' es el jefe o guía de un grupo de danzadores.
Se trata de términos que en algunos casos están en desuso o se han perdido, pero que, en otros, perviven en el habla de los jóvenes riojanos. De ahí que Javier García Turza, destacara ayer que esta obra impresa «no se un sarcófago de palabras muertas sino un vocabulario vivo».
El concejal de Cultura de Logroño, Carlos Navajas, incidió en un hecho que también precisó el autor. Y es que la terminología propia del habla riojana demuestra que «hemos sido, somos y seremos mestizos», en alusión a las influencias que recibimos de regiones limítrofes y a las voces que hemos acogido y seguimos usando de otras lenguas como el latín, el francés o el árabe, sin descartar los neologismos que siguen con su tarea moldeadora.
«Es un gran tesoro el que tenemos en La Rioja. Si hurgamos, por ejemplo, en nuestros apellidos, nos daremos cuenta de que somos mestizos», apostilló José María Pastor Blanco.
Un tesoro expoliado por los avances tecnológicos, ya que buena parte del vocabulario singular riojano cayó en desuso con la introducción de la maquinaria en las labores agrícolas y ganaderas, y que la televisión se ha encargado también de llevar a una lenta agonía. «La televisión ha traído el fin de la oralidad. En los 'trasnochos' se contaba todo, se transmitía de mayores a pequeños. Y eso se ha perdido», lamentó el autor.
En Tuenti
Un profesor recoge en una obra 24.000 palabras singulares del habla riojana

Fernando García, Carlos Navajas, José María Pastor (autor), Emiliano Navas y Javier García Turza, durante la presentación del libro. :: ALFREDO IGLESIAS

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.