El Correo

«En cinco años surgirán empleos nuevos y las mujeres deben aprovecharlo»

video

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, esta mañana en el Artium. / Igor Aizpuru

  • Emprendedoras, directivas y estudiantes debatieron ayer sobre el sector tecnológico en femenino en la jornada organizada por ELCORREO

Un grupito de niñas de apenas 10 años es cuestionado sobre nombres de inventores famosos. En apenas unos segundos surgen Leonardo da Vinci, Thomas Alva Edison o Alexander Graham Bell. Seguidamente se les pregunta por mujeres inventoras y ninguna es capaz de aportar un nombre, mientras ellas mismas se sorprenden del resultado del experimento. El vídeo, grabado en un colegio de Estados Unidos, se proyectó ayer durante la segunda jornada Women in Progress ‘Mujer, empleo y tecnología’ organizada por EL CORREO en el Museo Artium. A través de esta breve proyección quedaba claro algo que se repitió durante toda la mañana: faltan referentes femeninos en los mundos de la industria, la tecnología, la ciencia y las matemáticas.

Para abordar esta situación y la importante brecha tecnológica existente entre sexos se reunió a destacadas directivas, emprendedoras, profesores y estudiantes que aportaron su visión y ofrecieron además de sus experiencias personales un buen número de consejos. Al encuentro, patrocinado por el Gobierno vasco, la Diputación Foral de Álava, el Ayuntamiento de Vitoria y Euskaltel, en colaboración con Camp Tecnológico, asistieron más de 300 alumnos y educadores de la ikastola Olabide, San Viator, Carmelitas Sagrado Corazón, Egibide y Mendizabala. Los datos demuestran que los hombres son mayoría aplastante en cuanto a estudios tecnológicos se refiere, ya que sólo un 20% de mujeres se decanta por carreras técnicas. Lo grave de esta realidad es que, si no cambia, las mujeres estarán dando la espalda a los sectores que más empleos de calidad van a generar en un futuro ya muy cercano.

Beatriz Artolazabal, consejera de Empleo y Políticas Sociales, fue la primera representante política en dirigirse a los jóvenes, a los que lanzó el mensaje de que «las mujeres tenéis un reto que debéis aprovechar, sed valientes. En cinco años van a surgir muchos empleos nuevos y tenéis que acercaros a esas necesidades». La jeltzale lanzó un claro mensaje a las empresas vascas. «Les animo a que incorporen más mujeres a las tareas de máxima responsabilidad. Las mujeres no tenemos igualdad de condiciones en puestos directivos y de responsabilidad», señaló. Por su parte, Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria, aportó el dato de que «dos tercios» de las personas desempleadas ahora mismo en la ciudad no cuentan con estudios y animó a los presentes a defender «la igualdad de oportunidades».

Ramiro González, diputado general, se mostró «optimista» respecto al empleo en los próximos años ya que, según apuntó, el 32% del Producto Interior Bruto (PIB) de Álava depende de la industria, lo que le convierte «en el territorio más industrializado de Europa». Pero añadió que «las empresas están evolucionando hacia procesos de robotización y automatización, lo que requiere de personas que desarrollen y controlen esas máquinas, por lo que existe una gran oportunidad». En cuanto al papel femenino, González subrayó que «la mujer se tiene que empoderar, ser consciente de sus cualidades y de que no tiene límites». En términos similares se expresó Maria Goti, gerente de EL CORREO Álava, que confió en que la jornada sirviera para desarrollar vocaciones científicas entre los alumnos y en especial entre las chicas.

Tras la intervención de las autoridades y un fragmento en clave de humor de la popular serie americana ‘The Big Bang Theory’, comenzaron las ponencias moderadas por la periodista Almudena Cacho. María de la Paz Robina, directora de Michelin Vitoria, describió a los asistentes las diferentes áreas de la planta para demostrar la amplia variedad de competencias que demanda el sector. En cuanto a las mujeres, afirmó que «sus capacidades nos ayudan al éxito empresarial. Ellas pueden y deben ocupar puestos de trabajo en todos los niveles de organización». Ahora mismo, 490 de los trabajadores de la fábrica de Vitoria son mujeres. Sin embargo, la compañía quiere «acelerar la normalización en todos los niveles». «No somos más mujeres porque no las encontramos», concluyó.

Concepción Azcuenaga, directora de operaciones industriales en Aerometallic-Grupo Aernnova, aseguró que todos los procesos de fabricación se encuentran ahora mismo en un periodo de transformación. En este contexto, las cinco plantas de Aernnova en España –dos de ellas en Vitoria– «demandan equipos de personas formadas que sean capaces de gestionar los nuevos procesos de fabricación inteligentes». Ahora mismo, ellas suponen un 25% de la plantilla de Aernnova. «La formación técnica no es suficiente, también son necesarias competencias transversales como trabajo en equipo o capacidad de liderazgo».

Diferencias entre sexos

Las redes sociales también tuvieron una importante presencia durante la jornada. Ainhoa Gómez Beltrán, fundadora de Linked in Branding, animó a los estudiantes a trabajar su marca personal en internet ya que «demostrando nuestras capacidades será más difícil que nos discriminen y de esta manera también podremos destacar». Advirtió además de que «el mundo del márketing es cada vez más técnico y necesitamos saber trabajar con datos». Otra experta en redes sociales, Carolina Denia, cofundadora de Clipset, habló de desigualdad. Por un lado reveló que el 85% de los seguidores de su canal son hombres y también denunció que «existe muchísimo machismo en YouTube, el ‘vete a la cocina’ está a la orden del día».

La mesa sobre educación compartida con estudiantes sirvió para demostrar que las mujeres no se sienten discriminadas en los estudios técnicos a pesar de ser minoría. Para Amanda Sierra, directora del laboratorio de Biología Celular Glial en Achucarro Basque Center for Neuroscience, hombres y mujeres «somos distintos porque tenemos diferentes cualidades. Las mujeres funcionan mejor en equipo y se centran más en las personas que en los objetivos y los hombres están acostumbrados al liderazgo vertical, al logro de objetivos».

Ainhoa Corcuera, profesora de Automatización y Robótica en Egibide, aseguró que este tipo de formación garantiza a las alumnas «un entorno laboral siempre cambiante y evolucionando» y apuntó «los escasos referentes en el mundo de la tecnología» como una de las causas de la falta de vocación femenina. Por su parte, Carlos Etxeberria, de Mendizabala, alentó a las jóvenes a introducirse en el mundo del mecanizado ya que «los equipos trabajan mejor cuando están equilibrados, es enriquecedor porque hombres y mujeres nos complementamos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate