El Correo

Hallan el cuerpo de un bebé en una planta de basura de Madrid

Máquina removiendo la basura en la incineradora de Valdemingomez.
Máquina removiendo la basura en la incineradora de Valdemingomez.
  • Un trabajador del centro de tratamientode residuos de Valdemingómez distinguió el cadáver en una cinta transportadora

Un trabajador descubrió ayer el cadáver de un recién nacido en las cintas transportadoras del centro de tratamiento de residuos de Valdemingómez, donde se clasifica la basura recogida en diferentes barrios de Madrid. El hallazgo se produjo sobre las ocho y media de la mañana, cuando el operario se percató de la presencia del cuerpo, que en un primer momento confundió con un muñeco.

Los restos fueron trasladados a mediodía hasta el Instituto Anatómico Forense de la capital para practicar la autopsia que determinará si el recién nacido falleció en el momento del parto o si alguien acabó con su vida inmediatamente después. La Policía ha abierto también una investigación sobre la cadena de tratamiento de las basuras para intentar identificar el contenedor donde fue arrojado el cuerpo y, así, localizar su lugar de procedencia.

El bebé, de siete meses de gestación, apareció ensangrentado y con numerosos cortes en su cuerpo. Se sospecha que estas heridas fueron producto de su traslado hasta la planta a través de alguno de los camiones de basura municipales. De acuerdo con las primeras pesquisas policiales, el recién nacido podría llevar muerto pocas horas cuando llegó a Valdemingómez. Fue un operario de este centro de procesado el que divisó el cuerpo del pequeño en primer lugar. El empleado vislumbró un «objeto extraño» en las cintas transportadoras, pensó que se trataba de un muñeco, pero al acercarse descubrió que en realidad era un cuerpo humano. De inmediato, solicitó que se detuviera el mecanismo.

Otros casos

El bebé, desnudo, estaba cubierto de sangre y aún tenía restos del cordón umbilical, por lo que se cree que fue arrojado a un contenedor justo después de que la madre diera a luz. Los operarios avisaron a sus superiores y estos llamaron inmediatamente a los agentes de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Vallecas Villa. El caso se trasladó posteriormente al grupo de homicidios.

Los trabajadores de Valdemingómez se mostraron muy impactados por el hallazgo. Sin embargo, no es la primera vez que en esta planta aparecen restos humanos. Desde 2005 se han producido otros cinco casos similares. En uno de ellos, una trabajadora encontró también el cuerpo de un bebé dentro de una bolsa de basura, mientas en otra ocasión apareció el tronco de un hombre.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate