El Correo
Un 16% de los españoles en edad adulta padecen dolor crónico

Un 16% de los españoles en edad adulta padecen dolor crónico

  • investigación

  • Según un estudio de la Universidad de Cádiz, a veces la causa se debe a problemas de larga duración, y afecta tanto al paciente como a su entorno familiar y laboral

El 16% de la población adulta española padece algún tipo de dolor crónico y, entre estas personas, el 12% han perdido o abandonado su puesto de trabajo a causa de este problema, según el Observatorio del Dolor, de la Universidad de Cádiz. Además en el 25% de los hogares españoles hay al menos un paciente con dolor. “Una persona sufre dolor crónico cuando lo padece cuatro o cinco días a la semana de forma constante, y se ha mantenido al menos durante los 3 últimos meses”, explica la doctora Inmaculada Failde, profesora del Departamento de Biomedicina, Biotecnología y Salud Pública de la UCA y coordinadora de este estudio.

Publicada en la revista Pain Medicine, la investigación afirma que “el dolor crónico es un serio problema de salud pública”, después de analizar más de 2.000 encuestas, a pacientes de toda la geografía española. “Este trabajo se ha convertido en una fuente de información que era muy necesaria y que esperamos ayude en su trabajo a los profesionales y a todos los implicados en el manejo del dolor”, dice la doctora Failde. “Aún estamos sacando conclusiones y más resultados del estudio, que esperamos darán lugar a nuevas publicaciones científicas centradas en otros aspectos del dolor crónico”.

Dolor a pesar de los fármacos

Entre los resultados obtenidos está que existe un porcentaje de enfermos que, incluso con tratamiento, aún sufren dolor de intensidad importante. Además el dolor crónico afecta no solo a la persona que lo padece sino también a su entorno, ya sea familiar o laboral. “El dolor necesita que se aborde, que se analice y estudie más, y que, sobre todo, debemos prestarle especial atención a sus consecuencias”, sostiene la doctora Failde. “Va más allá del individuo que lo padece, ya que afecta también a todo su entorno. Y si el paciente que sufre dolor tiene un buen apoyo y ambiente familiar en su casa, tendrá una mejor calidad de vida. Algunas veces las causas que producen el dolor crónico son problemas de larga duración y tardan en desaparecer, por lo que es conveniente intentar convivir con ellas, para soportarlas de la mejor manera posible mientras dure”.

Los próximos pasos dentro del Observatorio del Dolor abordarán tanto los conocimientos como las actitudes que tienen los médicos hacia el dolor; el conocimiento que la población española tiene sobre el tratamiento del dolor con medicamentos analgésicos opiáceos; y el conocimiento de los trastornos cognitivos, como la pérdida de memoria, que ocurren entre algunos pacientes.