El Correo

Castilla-La Mancha deberá indemnizar a los familiares de un paciente que murió por una negligencia médica

Fachada del hospital hospital Virgen de la Salud.
Fachada del hospital hospital Virgen de la Salud. / R. C.
  • El fallecido fue intubado de forma incorrecta y falleció, así que el Servicio de Salud deberá indemnizarle con 80.000 euros

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Toledo ha condenado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) a indemnizar con 80.000 euros a la familia de un paciente que falleció en 2009 porque fue incorrectamente intubado.

Los hechos ocurrieron en julio de 2009 cuando el paciente, de 25 años, ingresó en el servicio de urgencias del hospital Virgen de la Salud, de Toledo, con malestar general. Ante la sospecha de que pudiera estar sufriendo una complicación neurológica se le realizó un TAC craneal bajo sedación. Sin embargo, se le colocó mal el tubo de respiración endotraqueal, que se movió, lo que le ocasionó una encefalopatía anóxica aguda que detuvo su actividad cerebral causándole la muerte. Además, el tubo le perforó el esófago.

Según la sentencia, ha quedado demostrado que el joven murió por una mala intubación y no por la influencia de una supuesta enfermedad no diagnosticada. En 2014, el Sescam desestimó la reclamación de responsabilidad patrimonial que planteaba la familia de la víctima y el asunto acabó en los tribunales, que ahora han condenado a la administración sanitaria al pago de una indemnización de 80.000 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate