El Correo

El Rey ensalza a los que «decidieron quedarse a construir el futuro sin abandonar el pasado» en el mundo rural

vídeo

Los Reyes entregan el Premio al Pueblo Ejemplar a Los Oscos. / Damián Arienza | Vídeo: Atlas

  • Los alcaldes de los Oscos advierten de los riesgos de la despoblación en el campo. "Nos estamos quedando sin gente", alertan

  • Felipe VI animó a los tres concejos a "mantener vuestro patrimonio, porque es vuestro mayor activo" y cerró el acto animando a los presentes a cantar junto a él el himno de Asturias

La forja ardía y las gaitas sonaban esperando a los Reyes en Santa Eulalia de Oscos, la tercera de las paradas de los Reyes en la comarca occidental asturiana. Los ferreiros le entregaron a la reina un ramo de rosas de hierro de forja que recordarán esta visita real y la concesión del Premio Pueblo Ejemplar. Finalmente, no se colocó la placa en directo, tal y como estaba previsto, quizás en previsión de que la lluvia, que finalmente no hizo acto de presencia con demasiada virulencia a lo largo de la mañana -solo algunas gotas obligaron a la Reina a abrir en algunos momentos el paraguas-, dificultase las labores de montaje.

más información

  • FotosCeremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias

  • Doña Letizia no logra desprenderse de la etiqueta

Tras un nuevo baño de multitudes, tuvieron lugar los actos oficiales, en el escenario levantando en Santa Eulalia al afecto. Marcos Niño, alcalde de Santa Olaya, fue el encargado de darles la bienvenida a los Reyes en nombre de los tres concejos. "Nuestro trabajo en común tiene que llevarnos a la prosperidad económica y social", apuntó. Reivindicó el mundo rural, "que está pasando la mayor crisis de su historia, nos estamos quedando sin nuestro bien más preciado, nuestras gentes", y pidió medidas tanto al Estado como a las instituciones europeas y regionales para paliar ese grave problema".

Acabó dándoles las gracias a los Reyes: "Pasad un buen día", les deseó. Tras la lectura del acta del jurado por parte de su presidente, Francisco Rodríguez, fueron don Felipe y doña Letizia los encargados de entregar a los alcaldes los tres diplomas acreditativos. Javier Martínez, alcalde de San Martín, tomó la palabra para agradecerles una vez más la visita.

Tras destacar la "cultura propia" de la comarca, ligada al ámbito rural, animó a seguir adelante sin desmayo en la dignificación de la vida en el campo. "La vida en el campo no está de moda", lamentó, pero aseguró que "es una alternativa de vida y prosperidad", mencionando la importancia de. Tuvo un recuerdo a su antecesor, José Antonio Rodríguez, "quien luchó por la conservación del patrimonio durante muchos años, y a quien la muerte le impidió estar aquí disfrutando de este día". También les mandó un saludo a la Princesa Leonor y su hermana Sofía de parte del pueblo. El alcalde de Villanueva, José Antonio González Braña, dio las gracias a los vecinos, "hoy si cabe somos más fuertes, el trabajo en equipo entre nuestros pueblos es y será nuestra seña de identidad". Recordó que "el medio rural es tan importante como el urbano".

«El sacrificio siempre da sus frutos»

El Rey tomó después de la palabra y, tras saludar a los concejos usando la 'fala' al nombrarlos, destacó la definida personalidad de los Oscos, "una de las más singulares, una tierra dura, que mantenéis como un lugar con futuro, rebelándoos contra el aislamiento". Aquí, dijo, "comprobamos que el esfuerzo y el sacrificio siempre dan sus frutos". El Rey describió como "gente fuerte y acogedora" a los de los Oscos, a quienes animó a mantener su patrimonio, "es vuestro mayor activo".

También él tuvo palabras para el coraje de quienes "eligieron quedarse a construir el futuro sin abandonar el pasado", ante los atractivos de las grandes ciudades. "Tres municipios que caminan juntos con la solidaridad y el entendimiento como Norte" recibieron así el premio "que la Reina y yo entregamos en nombre de la Princesa Leonor, nuestra hija". Tuvo un recuerdo para el resto de pueblos que optaron al premio, y acabó felicitando a "samartiegos, vilanoveses y santalleses" por el premio. El himno de Asturias, cantando a viva voz por el Rey -la ocasión es menos protocolaria que en el Campoamor, así que hasta animó al público a acompañarle mediante gestos- y un gran aplauso cerraron el acto oficial.

Una comida multitudinaria en el Polideportivo de Santalla pondría el punto y final a las actividades oficiales de Sus Majestades en Asturias, tras una semana frenética, esa con la que la Fundación Princesa de Asturias obsequia cada a año a la región, favoreciendo la presencia de destacadísimas figuras de la cultura en una región que, cada año, se vuelca con los premiados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate