El Correo

Una joven con DNI español llega a Lesbos en una patera de refugiados

Una patera llega a Lesbos procedente de Turquía.
Una patera llega a Lesbos procedente de Turquía. / Afp
  • La chica de 23 años y embarazada de cinco meses procede de Panamá y se crió en Zaragoza, aunque lleva cinco años viviendo en Turquía

  • Si se confirma que su documento es auténtico será puesta en libertad, aunque no descartan cargos contra ella por no entrar en Grecia por una frontera reglamentaria

Una joven provista de un DNI español y embarazada de cinco meses ha llegado hoy en una patera con refugiados a la isla griega de Lesbos procedente de Turquía, informó a Efe el coordinador de la ONG española Proactiva Open Arms Gerard Canals.

Según Canals, la joven de 23 años se llama Mercedes, procede originariamente de Panamá pero dice que se crió en Zaragoza y tiene un documento nacional de identidad español, aunque las autoridades tratan de verificar su autenticidad.

Mercedes llegó a Lesbos en una patera junto a otros 50 refugiados, embarcación que fue interceptada por un barco de la agencia europea de control de las fronteras exteriores Frontex.

El equipo de Proactiva que estuvo haciendo el seguimiento del rescate y ayudó en el desembarco pudo hablar con ella antes de que se la llevaran al centro de registro de la isla. Según Canals, la joven dijo que vino en la patera en lugar de elegir otro medio, porque lo vio "como el único modo de salir de Turquía".

Aseguró que llevaba unos cinco años en Turquía y que allí la vida es muy difícil para una mujer, pues sufre muchos maltratos y en lugar de dar trabajo, los hombres piden relaciones sexuales.

Cargos por no entrar por la frontera

Mercedes dijo a Proactiva no haber pagado a ningún traficante por subirse al bote y aseveró que la dejaron viajar gratis. Un portavoz de la Policía señaló a Efe que actualmente la joven todavía está retenida en espera de que se compruebe la autenticidad de su DNI.

Si se confirma que su documento es auténtico será puesta en libertad "inmediatamente", añadió el policía, quien, sin embargo, no quiso excluir que pueda presentarse algún cargo contra ella por no entrar en Grecia por una frontera reglamentaria.

Las llegadas a Grecia se han reducido sensiblemente desde comienzos de año, cuando todavía arribaban varias miles de personas, pero de volverse casi nulas, han vuelto a aumentar desde el fallido golpe de Estado en Turquía.

Actualmente llegan unas cien a doscientas personas al día, lo que no ha impedido que las islas vuelvan a estar desbordadas al acoger a casi 13.000 personas cuando la capacidad en los campos es para un máximo de 7.500 refugiados.