El Correo

El Gobierno advierte por carta a los ayuntamientos catalanes de la ilegalidad del referéndum

Acto de compromiso con el referéndum organizado en Barcelona.organizado en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona.

Acto de compromiso con el referéndum organizado en Barcelona.organizado en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona. / Andreu Dalmau

  • Administraciones Territoriales reclama su colaboración ante el intento de la Generalitat de «descargar» en las entidades locales la organización de la consulta

El Gobierno ha advertido, vía postal, a los 947 ayuntamientos catalanes contra el referéndum unilateral convocado por la Generalitat para el 1 de octubre. En una carta remitida a los consistorios, las cuatro diputaciones y los consejos comarcales, la secretaría de Estado para las Administraciones Territoriales subraya "la obligación del respeto a la legalidad constitucional y estatutaria, así como a los pronunciamientos del Tribunal Constitucional".

El titular del departamento, Roberto Bermúdez de Castro, número dos de la vicepresidenta en este área, firma la misiva destinada a frenar todo tipo de colaboración de las entidades locales con la celebración de la consulta. El Gobierno ya acusó a Carles Puigdemont de utilizar a los alcaldes para "eludir sus propias responsabilidades" después del acto que el pasado sábado protagonizó el presidente de la Generalitat con medio millar de cargos municipales.

Ahora recuerda directamente al funcionariado que el referéndum "atenta contra los artículos 1.2, 2, 9.1, 81, 92 y 168 de la Constitución Española y los artículos 1 y 2.4 del Estatuto de Autonomía de Cataluña"; que así ha quedado señalado en una sentencia y dos autos del Tribunal Constitucional, que "ha prohibido expresamente la continuación del denominado proceso constituyente en Cataluña y de cualquier acto preparatorio" de la consulta; y que, por lo tanto, estos pronunciamientos deben asumirse.

Descargar responsabilidad

El Ejecutivo está convencido de que "la Generalitat quiere descargar en los ayuntamientos gran parte de su responsabilidad en la organización del referéndum". Entre las tareas que detecta como susceptibles de ser transferidas a los consistorios señala la formación del censo, la determinación del número de mesas electorales, la reserva de lugares públicos para los actos de campaña, la designación de locales para la consulta e incluso el almacenamiento del material necesario.

De ahí la importancia de la advertencia. "Recabamos su colaboración para asegurar dicho cumplimiento (de la legalidad) en la entidad local en la que usted presta sus servicios, así como para preservar el adecuado destino de los fondos públicos".

El Gobierno concluye su carta ofreciendo, además, "apoyo" a los funcionarios frente a las "dudas o incertidumbres" que puedan surgir en los próximos meses para evitar que los ayuntamientos acaben vulnerando la ley prestándose a los planes independentistas de la Generalitat.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate