El Correo

El Congreso reprueba a Catalá por su «plan perfecto para proteger a sus corruptos»

video

El ministro de Justicia, Rafael Catalá. / Efe I Atlas

  • La oposición en bloque apoya en el Pleno la propuesta del PSOE de censurar al ministro a Maza y a Moix por sus interferencias en el caso Lezo

  • La medida sale adelante con 207 votos a favor y 134 en contra

Rafael Catalá se ha convertido esta tarde en el primer ministro en ejercicio de la democracia en ser reprobado por el Pleno del Congreso de los Diputados. No ha habido sorpresas y la propuesta del PSOE para censurar al titular de Justicia, al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y al fiscal anticorrupción, Manuel Moix, por sus supuestas interferencias y presiones en el ‘caso Lezo’ ha contado con el apoyo de toda la oposición, incluido Ciudadanos, que había exigido la cabeza inmediata de Moix para no apoyar la interpelación urgente promovida por los socialistas. Al final han sido 207 votos a favor de la reprobación y solo 134 en contra. Antes de Catalá, en la cámara baja solo había sido reprobado el exministro Jorge Fernández, pero solo en la comisión de Interior, no en el Pleno.

En el Pleno del Congreso ha habido palabras muy gruesas, empezando por la de la portavoz adjunta del PSOE, Isabel Rodríguez, la encargada de defender la interpelación urgente de reprobación. Rodríguez ha acusado a Catalá, presente en la cámara, de haberse convertido en “abogado defensor” de “presuntos delincuentes”. Según el PSOE, Catalá ha “urdido un plan perfecto para proteger a sus corruptos”. Rodríguez ha insistido en que Catalá no puede estar “ni un minuto más en el banco azul” y ha reclamado al Gobierno que “atienda el mandato del Congreso” y fulmine al titular de Interior, además de cesar de forma inmediata a Maza y a Moix por “haber incumplido gravemente” sus obligaciones, al “interferir el trabajo de los fiscales”.

Mikel Legarda, desde el PNV, ha denunciado que el caso Lezo ha revelado la “falta de independencia de la justicia por presiones políticas” y ha reprochado a Catalá que genere continuamente “dudas” sobre la “independencia” de la justicia. “Hay que tomar decisiones que regeneren la confianza de la ciudadanía”, ha apuntado el portavoz vasco antes de anunciar su voto a favor de la reprobación. Desde ERC, le han reprochado a Catalá su “connivencia” con la Fiscalía.

Ignacio Prendes, de Ciudadanos, ha calificado de “inexplicable” la defensa cerrada del Gobierno de los fiscales “cuestionados” y ha criticado el “cordón umbilical” entre el Ejecutivo y el Ministerio Público.

María Gloria Elizo, de Podemos, ha denunciado las “tropelías” del Partido Popular, pero ha reprochado al PSOE y a Ciudadanos que solo hagan un “brindis al sol” con esta reprobación y no apoyen su moción de censura.

El diputado del PP, Carlos Rojas, ha subrayado el “contrasentido” de que la oposición clame por la “independencia” judicial, mientras reclaman que el Gobierno cese a los fiscales. Rojas ha dicho que la oposición solo busca “desacreditar a las instituciones”. Según el popular, que ha atacado a los socialistas por el caso de los ERE, el PSOE “miente una y otra vez” cuando asegura que la Fiscalía “ha dado órdenes” al Ministerio Público mientras los propios fiscales niegan las injerencias.

Sin consecuencias

La reprobación conjunta, sin embargo, va a tener pocas consecuencias prácticas. Catalá ya anunció la pasada semana en el Congreso que no tenía ninguna intención de dimitir porque contaba con el apoyo de Mariano Rajoy. Hoy Maza ha afirmado que la reprobación no le “provoca ninguna incomodidad” y Moix ya tuvo en su momento el respaldo de de la Fiscalía General al conocerse las primeras supuesta injerencias en el caso Lezo, sin que ese apoyo ha cambiado un ápice. El PP dejó claro que la resolución del parlamento no le importa. Es más, Rafael Hernando ha apuntado hoy que la reprobación, lejos de dejar “tocado” a Catalá, le “refuerza”. Los populares –ha dicho el portavoz del PP- están “muy satisfechos” con el trabajo del ministro y ha acusado a la oposición de hacer un ejercicio de “filibusterismo parlamentario" al reprobar a Catalá, a sabiendas de que no habrá consecuencias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate