El Correo

Gure Esku Dago lleva sus urnas a 34 localidades este fin de semana

Un vecino de Larrabetzu participa en la consulta celebrada hoy en Larrabetzu..
Un vecino de Larrabetzu participa en la consulta celebrada hoy en Larrabetzu.. / JORDE ALEMANY
  • La plataforma por el derecho a decidir celebrará sus consultas en 100 pueblos antes de que acabe el año. Hasta el mediodía, la participación ha sido del 9%

La localidad vizcaína Larrabetzu y otras guipuzcoanas como Hernani, Pasaia, Tolosa y Anoeta inaugurarán este domingo la primera ronda de consultas soberanistas que Gure Esku Dago ha previsto para 2017. La plataforma por el derecho a decidir habrá realizado en junio de este año más de 110 referéndums. Hasta la fecha han organizado 38 votaciones en diferentes pueblos del País Vasco y Navarra y esperan que para verano alrededor de 600.000 personas hayan depositado su papeleta. Su principal objetivo es llegar a las capitales vascas, y lograr la repercusión suficiente como para que los políticos den el paso de dotar al resultado de sus urnas de un carácter vinculante, es decir, que desemboquen en un plebiscito.

Hasta el mediodía, 11.030 personas, el 9% de las convccadas, habían participado hasta el mediodía en las consultas, según los datos facilitados por los organizadores.

Aunque la mayoría de las votaciones de este año se desarrollarán en Gipuzkoa, también habrá decenas de consultas en Bizkaia y Navarra. La participación de Álava es infinitamente menor; hasta ahora han votado los vecinos de Aramaio y el próximo 7 de mayo harán lo propio los residentes en Urtabuztaiz y Legutio. Esta será la tercera de las cuatro «olas» que ha organizado Gure Esku Dago. La segunda, el 2 de abril, será puramente vizcaína y recalará en pueblos como Gernika, Bermeo y Arrigorriaga. La última está programada para el 18 de junio con Navarra como sede principal.

Hasta ahora en todos los municipios en los que han realizado una consulta ha ganado el sí. Aunque la plataforma sostiene que más que un resultado pretende «difundir el debate», lo cierto es que hasta ahora las 38 localidades en las que se ha preguntado sobre el futuro del País Vasco han optado por la soberanía. La media de participación ha sido del 30,1% y los encargados de registrar todos los votos son voluntarios de la plataforma. En cada mesa hay, como mínimo, tres personas: el presidente y dos miembros más. Dependiendo del tamaño del pueblo se colocan una o más urnas. Este domingo, por ejemplo, Tolosa contará con seis lugares para depositar las papeletas. Eso sí, todos ellos serán locales privados. «No puede haber ninguna relación con los Ayuntamientos. En este caso no se puede hacer en colegios públicos, como ocurre en las elecciones», explican fuentes de Gure Esku Dago.

Las consultas se realizan en los municipios que así lo solicitan, es decir, es el propio pueblo el que se pone en contacto con la plataforma. Hasta ahora la localidad más grande en la que han celebrado un referéndum ha sido Beasain, con 13.812 habitantes. Este domingo ese lugar será ocupado por Rentería, donde se les preguntará por el derecho a decidir a más de 39.000 personas. También participarán en este proceso, en próximas votaciones, pueblos con una gran población como Eibar, Durango, Zarautz o Erbiti. Por otro lado, la localidad navarra de Zarrantz, integrada en el municipio de Imotz, es la más deshabitada en la que se podrá votar. Según el censo de 2014, residen allí 14 personas.

Para votar es necesario ser mayor de 16 años -para estas primeras consultas se pide haber cumplido esa edad antes del 10 de marzo-. Como no trabajan con ningún censo, los datos de cada votante serán introducidos en un sistema informático que impide que alguien participe dos veces. Habrá cabinas especiales para quienes quieran meter su papeleta en el sobre de forma privada y las urnas estarán abiertas desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde.

Preguntas diferentes

Aunque el procedimiento sea similar, los referéndums no serán iguales. De hecho, uno de los pasos previos antes de convocar la consulta es consensuar la pregunta. De esta manera, en Lezo tendrán que expresar si quieren ser «un ciudadano de un estado vasco libre», en Pasaia decidirán si quieren ser ciudadanos «de una Euskal Herria soberana» y en Renteria deberán manifestar si están «de acuerdo en constituir una república vasca y soberana», y en el caso de que la respuesta sea afirmativa, si quieren que sea independiente.

Las nuevas rondas de consultas se inaugurarán este domingo en Larrabetzu a las nueve de la mañana con una mujer de 100 años y otra de 16 en su primer paso por las urnas como primeras votantes. Este será el arranque de un proyecto que esperan que acabe llevando los referéndums hasta las tres capitales vascas. «Las olas van llegando. Será más pronto que tarde y cada ciudad se encargará de definir el proceso», indica la plataforma. Por el momento, y siguiendo la línea de la cadena humana que organizaron en 2014, están preparando una movilización masiva para el 10 de junio en Bilbao.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate