El Correo

Ximo Puig alerta de las «falsas unidades» ante el próximo Congreso del PSOE

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig.
El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig. / Efe
  • El presidente valenciano reivindica la "urgencia del cambio" del modelo de financiación autonómica

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha opinado hoy que "lo peor" que le podría pasar al PSOE es "salir dividido" de su próximo Congreso Federal, y ha advertido de las "falsas unidades" que pueden esconderse tras las candidaturas únicas.

Puig se ha pronunciado así en un desayuno informativo en Madrid, en el que también ha reivindicado la "urgencia del cambio" del modelo de financiación autonómica y ha asegurado que si tuviera mayoría absoluta "volvería a formar el mismo gobierno", porque está "muy feliz" con el funcionamiento del Consell.

Sobre la situación interna del PSOE, ha pedido a los socialistas "tranquilidad", "sosiego" y "huir de las descalificaciones horribles", sobre todo en las redes sociales.

Respecto a Susana Díaz, ha admitido que "claro que es posible" ser presidenta de Andalucía y secretaria general, aunque ha apuntado que puede haber "otras vías" por las que emerjan los liderazgos políticos que no son las federaciones territoriales.

Puig, que fue uno de los catorce miembros de la ejecutiva de Pedro Sánchez que dimitieron a finales de septiembre para forzar su dimisión como secretario general, no se ha pronunciado sobre cuándo sería más conveniente celebrar el congreso socialista: "Me interesa mucho más el itinerario que la cronología".

Sánchez no tiene que informarle

Sobre la visita del próximo sábado de Pedro Sánchez a Xirivella como punto de partida de su gira por las agrupaciones socialistas de cara a decidir si vuelve a presentar su candidatura a las primarias, ha reiterado que Valencia es una "tierra acogedora" y que, aunque no ha sido informado de esa visita, un "militante" no le tiene por qué informar de lo que hace.

De cara al proceso congresual llamado a renovar el proyecto y el liderazgo del PSOE, ha defendido que "cualquier persona que tenga algo que decir no puede permanecer callada", sino que todos deben "hablar y ver qué pueden aportar a un proyecto común".

En tono conciliador y ante diversos miembros de la gestora del PSOE que han ido a escucharle, entre ellos su portavoz, Mario Jiménez, el líder valenciano ha hecho hincapié en que no va con su carácter "incompatibilizar a las personas" y en que "no es tiempo de muros, es tiempo de puentes", en alusión a la revisión de relaciones entre el PSOE y el PSC.

Convencido de que las "confrontaciones" internas en su partido tienen su origen en las "pérdidas electorales" que han sufrido, ha constatado que el PSOE está en una "situación excepcional de tránsito", en la que la comisión gestora que lo dirige está haciendo un "buen trabajo".

Puig también se ha referido al "Gobierno del cambio" valenciano, basado en un "pacto de lealtad", que a su juicio está funcionando "positivamente" y las cifras demuestran que han aportado "estabilidad, honradez y diálogo", por lo que si tuviera mayoría absoluta "volvería a formar el mismo gobierno".

Cambio en la financiación autonómica

Por otro lado, ha asegurado que espera que se ponga en marcha la nueva Corporación Valenciana de Medios de Comunicación "cuanto antes", si bien ha destacado que comenzará cuando el Consejo Rector independiente "lo decida".

El president ha insistido además en que la "urgencia del cambio" del modelo de financiación autonómica "no es discutible", y en que hay que establecer "nuevas jerarquías" en la Administración para que los nuevos gobiernos "no carguen con los errores" de los anteriores.

Las "reglas de juego no deben de ser distintas" y "lo importante es garantizar la igualdad en España", ha aseverado Puig, quien ha mostrado su inconformidad con el modelo del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica), que supone "un aplazamiento del problema de la deuda".

Finalmente, Puig ha considerado "positivo" en términos generales el acuerdo entre el PNV y el PSE para gobernar en coalición en Euskadi, que no cree que plantee el derecho a decidir, al tiempo que ha abogado por superar los nominalismos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate