El Correo

Rajoy ofrece diálogo al PSOE tras su abstención «razonable»

vídeo

El jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy. / Efe | Vídeo: Atlas

  • El presidente asegura ponerse "en el lugar del otro" y subraya que "hay cosas buenas" en la resolución de los socialistas que se pueden abordar en el futuro

La semana en la que será investido, Mariano Rajoy tiende la mano al PSOE. La decisión de los socialistas, que facilitarán con su abstención un Gobierno del PP, ha sido recibida por el presidente en funciones como “muy razonable” y, a partir de ahora, ofrece diálogo a la segunda fuerza política para abordar, como señaló el viernes, los principales retos de la legislatura. “Me pongo en el lugar del otro -ha subrayado-, he leído la resolución que ayer aprobó el PSOE, hay cosas que son buenas sobre las que se puede hablar en el futuro y si hay voluntad política, podemos tener en España un gran futuro por delante”.

Los “detalles” se los reserva el líder de los populares para la sesión de investidura. Fuentes del PP entienden que habrá ofrecimientos de diálogo reiterados para combatir la sensación de una abstención gratuita. Rajoy de momento no ha querido concretar “las cosas” del texto del PSOE que está dispuesto a abordar. En ese documento se aboga por derogar la reforma laboral, convocar el Pacto de Toledo o debatir sobre la vertebración territorial del país.

Lo que dan por hecho en el entorno del presidente es que o se hace gala de la capacidad de pacto o la legislatura no será posible. Es lo que la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP ha resumido en “hacer de la necesidad, virtud”. “Estamos ilusionados por poder hacer de la necesidad de llegar a grandes acuerdos, una legislatura de cambio de ciclo en la que se adopten decisiones que sean de consenso mayoritario entre las fuerzas políticas que representan a nuestro marco constitucional, nuestra moderación y centralidad, y dejar de lado radicalismos y extremismos”, ha trasladado Andrea Levy a su llegada al desayuno informativo en el que Rajoy presentaba en Madrid al coordinador de los populares en Cataluña, Xavier García Albiol.

En ese marco, el presidente sí ha mencionado al PSC, que pese a la decisión del Comité Federal de los socialistas, se mantiene en el 'no' al candidato del PP. El jefe del Ejecutivo no ha hecho referencia a este posicionamiento, pero ha recordado que los populares ofrecieron sus votos a los de Miquel Iceta en Badalona sin pedir a cambio "contrapartidas". "No fue posible y de eso habrá que hablar en el futuro", ha dejado en el aire.

Desafío independentista

A la cita han asistido miembros del Comité de Dirección del PP, encabezados por la secretaria general, María Dolores de Cospedal, e integrantes del Gobierno, incluida la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. El desafío independentista ha centrado el encuentro. El presidente ha situado la unidad de España como “piedra angular” innegociable, pero ha ofrecido diálogo para todo lo demás. “Los ciudadanos de Cataluña pueden estar seguros y tranquilos, confiamos en que muy pronto España va a tener un Gobierno en plenitud de funciones que va a seguir velando por sus intereses y bienestar, un Gobierno abierto al diálogo y el entendimiento, que va a cumplir y hacer cumplir la ley”, ha advertido.

Del mismo modo, Levy ha pedido que “en esta legislatura haya un consenso amplio entre las fuerzas constitucionalistas” para resolver el conflicto catalán. Ese será uno de los grandes asuntos de los próximos años y, por ahora, los populares confían en empezar a abordarlo con la reforma de la financiación autonómica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate