El Correo

Aznar pide explicar a los más jóvenes qué es ETA

José María Aznar.
José María Aznar. / Efe
  • El expresidente del Gobierno asegura que existe un relato con el que se quiere "ennoblecer a terroristas orillando su culpabilidad"

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha alertado de la existencia de un relato que busca abrirse paso "como verdad establecida" sobre la historia del terrorismo etarra para hacer de "las décadas de crimen un episodio más de un conflicto secular entre dos bandos" y con el que se quiere "ennoblecer a terroristas orillando su culpabilidad". Por eso, ha avisado de que hay que explicar a las nuevas generaciones lo que significa ETA y por qué ha contado con "legitimación" política y social.

"Hay por delante un reto de comunicación intergeneracional. Hay que explicar a los que afortunadamente no tienen memoria propia del terror de ETA lo que el terrorismo significa, por qué prendió en el País Vasco, por qué ha disfrutado de la legitimación política y social de tantos durante tanto tiempo", reclama Aznar.

El exjefe del Ejecutivo recoge estas reflexiones en un artículo publicado por la Fundación Gregorio Ordóñez, que estrena página web e incluye también las opiniones de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril y del filósofo Fernando Savater. El objetivo de esta fundación, según explica en su web, es mantener viva la memoria del edil vasco asesinado por ETA el 23 de enero de 1995.

Aznar alerta ante un relato que quiere abrirse paso y que busca "ennoblece a los terroristas orillando su culpabilidad e incluso transformándolos en pacificadores". "El Estado de derecho, la movilización social, la cooperación internacional, la fortaleza moral y el ejemplo de las víctimas quedan reducidos a episodios accesorios", avisa.

El triunfo del mal

Según el expresidente, luchar contra el terrorismo hoy significa "enfrentarse a ese relato que escamotea el reconocimiento a quienes lo merecen y regala benevolencia a los responsables de tanto crimen y tanta destrucción".

Por eso, insiste en que hay que impulsar esa "comunicación intergeneracional" para explicar los hechos a los más jóvenes. Y en esa tarea subraya que el propio Gregorio Ordóñez ofrece no sólo el acicate para ese reto sino que "se vuelve a ofrecer como el argumento más concluyente que nos recuerda aquella advertencia: para que gane el mal, sólo es preciso que los hombres buenos no hagan nada".

El expresidente del Gobierno defiende recuperar su visión también ante la situación de "descrédito sin precedentes" que sufre hoy día la política: "Gregorio Ordóñez creía en la política como dedicación, como servicio y como compromiso y de todo ello dio prueba más que sobrada. En la política en la que Gregorio creía no se podía estar sin indignidad".

"Para Gregorio el terrorismo era, naturalmente, una injusticia pero también una humillación colectiva a la que él no estaba dispuesto a someterse ni estaba dispuesto a que la sociedad vasca se sometiera. Este impulso de la dignidad (...) es lo que dejaba en evidencia las cobardías, lo que arrastraba a cada vez más ciudadanos detrás de su ejemplo y lo que ETA no podía soportar", argumenta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate