El Correo

El Congreso exige el cese inmediato de Fernández Díaz por «sus actitudes antidemocráticas»

Jorge Fernández Díaz
Jorge Fernández Díaz / EFE
  • Todos los grupos salvo el PP acusan al ministro en funciones de usar su cargo para perseguir a dirigentes independentistas

  • La reprobación se produce a raíz de la grabación en la que Fernández Díaz trataba con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña supuestos casos de corrupción de políticos soberanistas

A Jorge Fernández Díaz se le ha puesto este martes muy difícil seguir en el Consejo de Ministros en caso de que Mariano Rajoy logre finalmente formar Gobierno. La Comisión del Interior del Congreso ha respaldado, con la única excepción del PP, una proposición no de ley presentada por el Partido Demòcrata Català, la antigua Convergéncia, para reprobar al ministro del Interior en funciones por hacer uso de su puesto para desacreditar a rivales políticos. En concreto, se exige su cese “por sus acciones y actitudes antidemocráticas y faltas de ética política, en contra de quienes piensan diferente del ministro”.

El origen de esta reprobación está en la conversación grabada y hecha pública a principios de verano entre Fernández Díaz y Daniel de Alfonso, por entonces responsable de la Oficina Antifraude de Cataluña. En ella, el titular del Interior comentaba con su interlocutor supuestos casos de corrupción de dirigentes independentistas catalanes.

Esta decisión del la Comisión de Interior no es el único revés del Congreso a Fernández Díaz, al que los grupos ya le han avanzado que será sometido a una comisión de investigación de producirse la investidura.

Presión de PSOE y Ciudadanos

La reprobación no obliga a Rajoy a prescindir de Fernández Díaz, pero si le coloca en una difícil situación al depender del apoyo de PSOE y Ciudadanos, partidos que, a tenor de su posición de hoy, dan por hecho que el ministro hizo un uso arbitrario de su cargo. El líder del PP se enfrenta así al dilema de defenestrar a quien ha sido uno de sus más fieles colaboradores a lo largo de los últimos cinco años o a no ceder ante las presiones de dos partidos cuyos votos necesita para permanecer en la Moncloa.

Pese a todo, Fernández Díaz se ha declarado dispuesto a seguir en el Gobierno si así lo decide Rajoy. “Yo me someto a lo que diga el presidente. Si cree que puedo seguir siendo útil, pues a sus órdenes y, si cree lo contrario, pues también, y en los dos casos con absoluta gratitud por haber colaborado con él y servir a España casi durante cinco años", ha señalado. Durante un acto de condecoraciones a Policías Nacionales, el ministro en funciones se ha declarado víctima de un juicio político y ha recordado que la Fiscalía ha rechazado hasta en cuatro ocasiones abrir una investigación contra él.

Tras asumir que los independentistas han decidido proclamarle su “bestia negra”, Fernández Díaz ha censurado que aquéllos que ahora le acusan, no hayan condenado la publicación de las grabaciones con De Alfonso durante la campaña electoral. Según mantiene el ministro, la intención era influir en el resultado de las generales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate