El Correo

La alcaldesa de Berga (Barcelona) vuelve a desobedecer la justicia española

  • Montse Venturós estaba citada hoy a comparecer y por segunda vez, desobedece el requerimiento judicial y no se presenta ante el juez

  • Cuatro alcaldes de Gerona desoirán la petición del Gobierno de explicar por qué abrieron los consistorios el 12 de octubre

La semana pasada fue Badalona y ahora Berga. La alcaldesa de la localidad barcelonesa de Berga, Montse Venturós, de la CUP, estaba citada hoy a comparecer en el juzgado y por segunda vez, ha desobedecido el requerimiento judicial y no se ha presentado ante el juez.

La citación era en calidad de investigada por delito electoral por haber hecho caso omiso a los requerimientos de la junta electoral central de retirar la 'estelada' (bandera independentista catalana) del balcón del Ayuntamiento de Berga en las pasadas elecciones autonómicas del 27 de septiembre y en las generales del 20 de diciembre de 2015. El pleno del consistorio se comprometió a mentener la bandera en el balcón hasta que Cataluña alcance la independencia.

Esta citación llegaba después de que el pasado 5 de abril la edil anticapitalista encabezara un acto de desobediencia y no acudiera a declarar tal y como había sido requerida. "Volveré a desobedecer" las veces que haga falta, ha dicho la alcaldesa. "Como alcaldesa me debo al pueblo y eso es lo que haré, respetar la decisión del pueblo", ha asegurado. "Por nuestros principios, apostamos por la desobediencia en los procesos judiciales", ha dicho la alcaldesa, de la localidad de unos 16.000 habitantes. Si continúa ignorando al juez, la dirigente anticapitalista se expone al riesgo de ser inhabilitada.

Alcaldes desoyen al Gobierno

Los alcaldes de la CUP de Celrà, Verges, Mieres y Viladamat (Gerona) desoirán la petición por carta de la Subdelegación del Gobierno en Girona de explicar por qué abrieron los consistorios el 12 de octubre pese a ser festivo.

En un comunicado, aseguran haber recibido una carta del subdelegado, Manuel Sánchez-Bustamante, preguntando por esta cuestión, y consideran que se trata de una petición "absurda", por lo que la ignorarán.

Los cuatro alcaldes -Dani Cornellà, Ignasi Sabater, Enric Domènech y Robert Sabater- alegan que la información que requiere la subdelegación es de dominio público y ya ha sido expresada en medios de comunicación o en los portales web de los ayuntamientos.

Además, Celrà y Viladamat argumentan que es el quinto 12-O consecutivo que abren sus puertas pese a ser festivo, por lo que consideran que, si este año se les envía esta carta, es por el "revuelo" generado por el hecho de que abriera el Ayuntamiento de Badalona (Barcelona).

Así, exigen a la Subdelegación del Gobierno "dejar de dilapidar sus recursos, que se financian entre todos, en persecuciones ideológicas que denotan una clara falta de sentido del ridículo".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate