El Correo
Carles Puigdemont en el Parlament
Carles Puigdemont en el Parlament / EFE

Puigdemont ve margen para que el Estado dé una respuesta política a Cataluña

  • Argumenta, en una entrevista para la revista lusa 'Expresso', que la legitimidad del referéndum propuesto para septiembre de 2017 la dará la gente y la participación

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, considera que "hay margen" para que el Estado español dé "una respuesta política" a las reivindicaciones de esta comunidad autónoma, en alusión a los planes de convocar un referéndum sobre la independencia para septiembre de 2017.

En una entrevista al semanario luso 'Expresso' publicada este sábado, Puigdemont apunta que esa consulta no es "una propuesta al Gobierno español, sino al sistema político en su conjunto y la sociedad". Por eso, razona, no se trata solo de un "asunto" del Ejecutivo sino también "de la oposición, del sistema mediático, social y financiero", que pueden dar una respuesta conjunta. "Tiene que haber un acuerdo de Estado. Si quisiera resolver el conflicto, el Estado español tiene que darnos una respuesta de Estado, una respuesta política. Creo que hay margen para eso", sostiene el presidente de la Generalitat.

Puigdemont apunta que el próximo lunes, día 10, irá a Madrid a decir que la solicitud de un referéndum pactado es seria y agregó que "solo el Estado español puede, de manera unilateral, rechazarlo; y la unilateralidad no nos agrada", precisa. Preguntado por la legitimidad y valor jurídico de ese eventual referéndum, el presidente autonómico explica que la aprobación del mismo por parte del Parlamento catalán "le dará una cobertura legal y una cierta legitimidad", si bien "la legitimidad definitiva será dada por las personas, con su participación".

"Estamos convencidos de que, sea un referéndum pactado con el Estado o con el Parlamento catalán, si hubiese movilización, será legitimado", apostilla. Sobre el actual escenario político en España, el presidente catalán opina que la situación "roza el surrealismo" y "es preocupante". "Queremos una España dinámica. Es un país con el que tendremos que entendernos siempre, manteniendo lazos comerciales, culturales, lingüísticos, sociales. ¡Nos interesa que España salga del hoyo!", asegura.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate