El Correo

Rajoy irá a una segunda investidura si el PSOE se presta a la abstención

Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro tras el Consejo de Ministros.

Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro tras el Consejo de Ministros. / Efe

  • Los populares están la espera de que los socialistas resuelvan su crisis para ver si es posible restablecer los contactos

Mariano Rajoy mantiene intacta su disposición a presentarse a un segundo intento de investidura si la convulsión que vive la cúpula del PSOE acaba por permitir que los socialistas abandonen el 'no es no' que mantiene vigente Pedro Sánchez y viren al menos a una abstención para facilitar su renovación al frente del Gobierno. Soraya Sáenz de Santamaría no fue tan precisa en sus afirmaciones, pero de sus respuestas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros se dedujo sin problema este mensaje.

La vicepresidenta desveló que Rajoy mantiene exactamente la misma postura que el 2 de septiembre pasado, cuando tras salir derrotado en su primer intento de investidura avanzó que estaba dispuesto a volver a intentarlo si daban las cuentas y los votos, pero, subrayó, para que pueda dar el paso están en manos de terceros (del PSOE). "Defendimos y defenderemos que la opción del Gobierno del PP presidido por Rajoy es la que más respeta el resultado electoral y la que dará más estabilidad, pero no depende solo del Gobierno y del PP sino de que se logre un acuerdo con otros partidos", explicó. "Seguimos mantienendo la misma postura, intentarlo si es posible", añadió más tarde.

De las respuestas de Sáenz de Santamaría también se dedujo que el Gobierno y el PP están a la espera de ver cómo se resuelve la crisis socialista, para saber si habrá o no posibilidad alguna de investidura, antes de tratar de retomar los contactos sobre la formación de Gobierno con el PSOE. Sus conversaciones, por el momento, se reducen a tratar de pactar las reformas legales para que España pueda cumplir con el déficit fijado por la UE y las comunidades autónomas puedan hacer presupuestos o a evitar, con un cambio de la ley electoral que el PP registrará el lunes en el Congreso, que si se repiten los comicios las urnas se pongan, como ahora está previsto, el día de Navidad.

La vicepresidenta rechazó una y otra vez entrar a valorar la crisis del PSOE y descartó desvelar si está a favor de una victoria de los críticos, que podría ser la última esperanza para una investidura de Rajoy. "No voy a entrar en situaciones internas de otros partidos", "no somos quien para decir si hay cambio o no de interlocutores en el PSOE", "no voy a tomar partido" o "no vamos entrar a valorar qué cambios puede haber del otro lado" de cara a una investidura de Rajoy, fueron sus respuestas. En definitiva, esperar y ver. "Respetamos el proceso y esperamos que el PSOE lo resuelva", indicó.

Lo que sí señaló Sáenz de Santamaría es que no están parados y han dedicado estas semanas a mantener engrasadas sus alianzas con Ciudadanos y Coalición Canaria en espera de la segunda oportunidad. La número dos del Ejecutivo recordó que Rajoy logró en su intento fallido "una mayoría muy amplia", con el respaldo de 170 votos, a solo seis 'síes' de la mayoría absoluta y a once abstenciones de la investidura. "Trabajamos para mantener estos consensos", respondió.

Alonso cree que las elecciones «están cada día más cerca»

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha afirmado este viernes que en la medida en la que la situación que vive el PSOE "no se desencalle", España está "cada día más cerca" de celebrar unas nuevas elecciones generales.

En una entrevista en Radio Euskadi, Alonso ha asegurado que el PP ha decidido ser "escrupulosamente respetuoso" con la crisis interna socialista y ha remarcado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "respetará al interlocutor que designe" ese partido.

Ha destacado, sin embargo, que el PSOE debe "definir" su liderazgo y sus posiciones políticas, en tanto que el PP se mantiene a la "expectativa", ya que, según Alonso, "la formación del Gobierno en España depende de los socialistas".

Ha recordado que el próximo 31 de octubre se disuelven las Cortes y ha mantenido que todavía queda un mes "para llegar a un entendimiento".

Respecto a los resultados de las elecciones de Euskadi ha dicho que el PP quiere que la sociedad vasca le perciba como "un partido útil" y ha considerado que "cualitativamente" están colocados en una posición "interesante".

"Podemos formar mayoría con el partido más votado (PNV), lo que nos da opciones de juego en la legislatura", ha opinado y ha explicado que el PP afronta la reunión del próximo martes con los representantes del partido nacionalista a la espera de conocer sus propuestas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate