El Correo

Pedraz rechaza quitar el pasaporte a la abogada de Manos Limpias

La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete.
La abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete. / Efe
  • El juez destaca que López-Negrete tiene arraigo en España y ha comparecido al primer llamamiento

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha rechazado la petición de medidas cautelares personales solicitadas por las acusaciones para la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, imputada en el caso de la trama de extorsión de Ausbanc. Tanto la Fiscalía como las acusaciones populares y particulares había reclamado la retirada del pasaporte y comparecencias periódicas ante el juzgado. El BBVA, incluso, había pedido su ingreso en prisión.

Sin embargo, el juez entiende que, además del arraigo en España, la investigada compareció desde un primer momento al llamamiento judicial, ha prestado declaración y contestado da todas las preguntas de las partes, además de mostrar su disposición de declarar de nuevo si se confirma la competencia del Juzgado Central de Instrucción 1 para asumir las diligencias previas 5562/2015 procedentes del Juzgado de Instrucción 18 de Madrid. En este último caso se investiga la apropiación indebida de más de 100.000 euros de los damnificados de Afinsa por parte de la letrada y el líder de Manos Limpias, Miguel Bernad.

Ayer, Virginia López Negrete, en su primera comparecencia como imputada en la Audiencia Nacional, renegó de todo y de todos para intentar exculparse de la más grave acusación que el juez Santiago Pedraz ha lanzado contra ella, la de pertenecer a una trama criminal dedicada a la extorsión y que lideraba el Luis Pineda, el presidente de Ausbanc.

La otrora acusadora en el caso Nóos en los juzgados de Palma se defendió con igual vehemencia en el tribunal de la calle Génova como imputada en el ‘caso Ausbanc-Manos Limpias’. La letrada, que en sus tarjetas de visita se definía como “directora” del equipo jurídico del pseudosindicato, puso ayer tierra de por medio y abjuró de manera solemne de la organización que dirigía Miguel Bernad. “Ha quedado acreditado que yo no tengo nada que ver con Manos Limpias como tal . Manos Limpias es una organización que tiene letrados externos y yo soy uno más” llegó a sostener la abogada.

Y más distancia. “No tengo absolutamente ninguna relación con Ausbanc, ni la he tenido. Mi relación ha sido exclusivamente con Luis Pineda como persona física, consecuencia de ser compañero de trabajo en el caso de Caja Madrid (Caso Blesa), apuntó López Negrete a la salida del juzgado.

Dentro y fuera de la Audiencia Nacional, la imputada apostó toda su defensa a una carta: la de aparecer como víctima de una vendetta de los poderes del Estado por haber llevado al borde de la condena a la hermana de Felipe VI, a la que no llegó a citar por su nombre. “Vengo a defenderme de todas las mentiras, todas las calumnias e injurias que se han dicho sobre mí por ser la letrada de un determinado proceso judicial”, explicó.

Virginia López Negrete no dudó en meter en esta supuesta conspiración a la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, la misma que hasta hace solo unos meses con sus informes le dio la munición para acorralar a Cristina de Borbón y a Iñaki Urdangarin. La letrado acusó a la Policía Judicial de haber conseguido su imputación a base de “conjeturas”. Argumentó que los agentes han basado los informes que le implican en la trama de extorsión de Ausbanc en “hechos subjetivos y aislados” extraídos de uno mails, que los funcionarios han sacado de contexto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate