El Correo

Prisión para el yihadista detenido en Valladolid

Dos policías trasladan al yihadista detenido en Valladolid.
Dos policías trasladan al yihadista detenido en Valladolid. / Nacho Gallego (Efe)
  • El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal acusa a Ali A. de pertenencia a la organización terrorista Daesh

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha acordado el ingreso en prisión incondicional del detenido ayer en Valladolid en una operación contra el terrorismo yihadista y ha dejado en libertad con comparecencias semanales, retirada del pasaporte y prohibición de salida de territorio para el otro arrestado en Murcia.

El juez acusa a Ali A., que ingresa en prisión, de los delitos de pertenencia a la organización terrorista Daesh, acto de colaboración con las actividades o finalidades de una organización, grupo o elemento terrorista o para cometer delitos de terrorismo del artículo 577, enaltecimiento del terrorismo llevado a cabo mediante la difusión de servicios o contenidos accesibles a través de internet y difusión pública de mensajes y consignas filoterroristas del articulo 579 del Codigo Penal.

Al otro detenido, Kamal T., que queda en libertad, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción 6 le atribuye los delitos de colaboración con organización terrorista y encubrimiento.

La investigación ha permitido poner de manifiesto el proceso de Ali A. de interiorización de los contenidos propagandísticos del Daesh hasta asumir su propia pertenecia la organización terrorista. Se constata además que con el conocimiento y apoyo de su amigo Kamal decidió realizar los preparativos para trasladarse a la frontera con Siria, para lo cual contacto con un miembro del grupo yihadista desplegado en la frontera con la función de "pasador".

En el auto, el juez relata como a través de los sellos de su pasaporte se sabe como siguió la ruta de los Balcanes, uno de los trayectos recientemente conocidos como alternativos de personas captadas por Daesh para evitar los controles en Turquía. Añade que se puede establecer que Ali A. se trasladó finalmente hasta la localidad de Gaziantep en la frontera de Turquía con Siria, donde funciona una de las redes reclutadoras de la organización yihadista que realiza los últimos pasos para incorporar a los candidatos que hasta allí acuden para incorporarse a sus filas.

Señala también el magistrado como las investigación ha permitido acreditar el aislamiento social voluntario practicado por el detenido, que únicamente mantiene contacto con su círculo más cercano, su radicalización en la práctica del islam, así como las medidas de vigilancia y protección adoptadas tras su vuelta a España.

Igualmente destaca el auto adoctrinamiento que ha seguido manteniendo a través de Internet, utilizando programas como wifislax, que permite el crackeo de redes wifi y permitiendo el acceso bajo identidad segura.