El Correo

El pulso de los barones

Rajoy y Sánchez, durante la reunión que mantuvieron el pasado agosto en el Congreso.
Rajoy y Sánchez, durante la reunión que mantuvieron el pasado agosto en el Congreso. / Efe
  • Los líderes territoriales de PP y PSOE hacen valer su fortaleza en las puertas de un mes crucial para desbloquear la formación del Gobierno o abrir las urnas

 Los dos candidatos con posibilidades de alcanzar la Moncloa, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, llegan a un octubre crucial para resolver la formación del Gobierno con interrogantes sobre sus opciones y después de haber experimentado, por motivos radicalmente distintos, la influencia que pueden llegar a ejercer sus líderes territoriales. No es extraño en un partido como el PSOE que los barones, al mando de cada una de las federaciones, ejerzan de contrapoder de la dirección. Pero es menos habitual que en el PP, una formación históricamente presidencialista, los dirigentes autonómicos disientan de la cúpula y lo manifiesten en público.

En el último mes, los presidentes regionales del PP han señalado a Rajoy el camino a seguir en materia de corrupción si quiere salvar el prestigio de sus siglas. Mientras, las filas socialistas se preparan para una posible batalla interna por el liderazgo del PSOE que podría determinar el color del próximo Ejecutivo.

La diferencia estriba en que si los populares trabajan por limpiar la imagen del partido y apuntalar la cuestionada candidatura del presidente, en la segunda fuerza política los críticos aspiran a que Sánchez asuma la responsabilidad de haber llevado a la formación a los 85 escaños.