El Correo

Sánchez se descarta para liderar una alternativa a Rajoy

vídeo

Pedro Sánchez. / Foto: Mariscal (Efe) | Vídeo: Atlas

  • El líder del PSOE abrirá, sin embargo, una ronda de contactos con todos los partidos, desde los nacionalistas al PP, para buscar una solución al bloqueo

Pedro Sánchez se ha descartado para encabezar una alternativa a Mariano Rajoy, pero al mismo tiempo ha advertido que solo se presentaría a una investidura si cuenta con votos suficientes para superarla. Podrá sondear si tiene esos respaldos en la ronda de entrevistas que va a mantener desde esta misma semana con todos los líderes políticos, desde al PP hasta los independentistas catalanes, para buscar una solución al bloqueo político y conjurar la amenaza de nuevas elecciones en diciembre.

El secretario general del PSOE ha vuelto a decir una cosa y la contraria. Sánchez ha asegurado que no se postula a nada tras la investidura fallida de Rajoy, pero al mismo tiempo ha dicho no se iba “a presentar a una investidura que no cuente con los apoyos necesarios”. Es decir que si los consigue en la ronda de contactos que piensa abrir se presentaría.

El líder socialista ha presidido esta mañana la reunión de la comisión ejecutiva federal de su partido en la que ha recibido luz verde para iniciar una rueda de entrevistas con todos los partidos, salvo Bildu, “como hizo Rajoy”. Se trata, ha dicho, de buscar “entre todos” una solución al “enrocamiento” de Rajoy, que entró a la investidura “con 170 apoyos (del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria) y salió con 137”, una vez que el partido de Albert Rivera retiró su apoyo.

Sánchez ha repetido varias veces que “no se postula” a nada, pero tampoco ha cerrado la puerta a nada. El PSOE, ha recalcado, “no va a liderar un proyecto que esté abocado al fracaso”. Una forma de deslizar que, si por lo que sea, encuentra receptividad a una candidatura suya a la investidura en la ronda de contactos, lo va a intentar. Eso sí, de entrada, no se postula a nada.

El líder socialista ha hecho también un llamamiento a Podemos y Ciudadanos para que levanten los vetos mutuos que mantienen y que impiden que ambas fuerzas participen de un mismo acuerdo. “Si yo voy a hablar con el PP por qué no pueden hablar Ciudadanos y Podemos”, se ha preguntado tras la reunión de la dirección del PSOE. Sánchez busca una tormenta de ideas de todas las fuerzas políticas con el objetivo de hallar una salida al bloqueo, aunque las respuestas que va a recibir son perfectamente predecibles.

Su idea es llamar esta semana a todos los líderes para concertar fecha y hora de las citas, con Rajoy lo hará cuando el presidente en funciones regrese de su viaje a China. “Voy a ir de frente y hablaré claro”, ha garantizado. Sánchez ha dado pocas pistas sobre el esquema que tiene en la cabeza, pero ha dado una al respecto. Ha explicado que su reiterada frase de que el PSOE estará en la solución al atasco político, quiere decir que lo estará “como alternativa al PP”. Es decir, que no facilitará que el líder popular siga al frente del Gobierno con una abstención socialista en una nueva investidura. Eso no se va a producir porque “no vamos a hacer Rajoy presidente del Gobierno. Que lo tenga claro”.