El Correo

¿Quién gobernará en los principales pueblos de Álava?

Iñaki Beraza recupera la Alcaldía de Salvatierra.
Iñaki Beraza recupera la Alcaldía de Salvatierra. / J. ANDRADE
  • A cinco días de la constitución de los ayuntamientos, los pactos decidirán si serán alcaldes los candidatos más votados o se articulan mayorías alternativas en Llodio, Amurrio y Oion, entre otros

A cinco días del sábado 13 de junio, en que se celebrarán los respectivos plenos de investidura, la situación en los municipios alaveses cambia mucho de unos a otros. Mientras en algunos las mayorías absolutas cosechadas por algunas siglas el 24M no dejan lugar a dudas de quién será el alcalde, en otras, las negociaciones, las reuniones y los pactos dejan en el aire, al menos de momento, el nombre del alcalde y el partido o partidos que gobernarán durante los próximos 4 años, si los acuerdos perduran toda la legislatura.

En esta situación se encuentran muchos ayuntamientos, pequeños y grandes, como el de Vitoria, donde gobernará la lista más votada en las elecciones, según la ley electoral vigente, salvo que una candidatura alternativa logre alcanzar la mayoría absoluta del pleno. En el caso de la capital alavesa, los 14 concejales los podrían sumar EH Bildu, PNV, Sumando e Irabazi. El PSE de Álava ha dejado claro que no descarta sumarse a una candidatura con otras formaciones si detrás hay "un alternativa viable" pero que no tomaría parte en "un frente antinadie".

Además de Vitoria, en otros municipios alaveses las fuerzas políticas no ganadoras en los comicios también apuran sus reuniones, a cinco días de los respectivos plenos de investidura, para tratar de conseguir las mayorías necesarias para desbancar a las vencedoras en las elecciones de mayo. Repasamos la situación en los principales municipios de Álava.

Llodio

En la segunda población de Álava, EH Bildu ganó las elecciones pero obtuvo los mismos cinco concejales que el PNV. Por ello, las reacciones y negociaciones no se han hecho esperar. El candidato de Omnia (4 concejales) propuso la creación de un gobierno de concentración en el que él sería el alcalde. Tras la negativa de soberanistas y nacionalistas la maquinaria negociadora de Bildu y PNV se ha puesto en marcha ya que, además, el PSE cuenta con 2 ediles y el PP con uno.

EH Bildu confía en sus cinco concejales para lograr la alcaldía. "Nos reafirmamos en la convicción de que hemos de ser nosotros, como opción política más votada, quienes lideremos el gobierno municipal. Nadie entendería que la principal fuerza política de Laudio fuera apartada de la alcaldía. Sería un fraude al voto popular, algo que no tiene precedentes en Laudio". Y hacia ese escenario parece que se encamina el Consistorio llodiano. Aunque continúan las conversaciones, no hay en el horizonte señales de que se fragüe ningún pacto que impida a EH Bildu gobernar.

El PNV, más tibio en sus posiciones, aseguró que "estamos escuchando las propuestas" y no desveló si existe posibilidad de alcanzar o no acuerdos con otras fuerzas. Por su parte, Omnia, que fue la primera en mover ficha, proponiendo un gobierno de concentración con su candidato, Álvaro Barrios, como alcalde, no ha cosechado mucho éxito y sus responsables aseguran que "estaremos muy cómodos en la oposición". Si finalmente EH Bildu gobierna en solitario, hay voces que ya apuntan a la "ingobernabilidad" de la segunda localidad alavesa ante las dificultades para lograr las mayorías necesarias.

Amurrio

En la tercera localidad de Álava, el PNV de Josune Irabien repitió victoria electoral el 24M y número de concejales, siete. EH Bildu, por su parte, perdió dos, para quedarse con cinco ediles como segunda fuerza. La mayoría relativa obtenida por la alcaldesa en funciones podría ser suficiente para gobernar cuatro años más. Irabien ya indicó que "somos la lista más votada y nos toca liderar este tiempo para dar estabilidad" y no descartó ni un pacto de estabilidad ni apoyos puntuales porque "está tan fragmentado que cualquier cosa es posible".

Lo cierto es que la posibilidad de una conjunción de fuerzas para arrebatar la Alcaldía a Irabien parece remota, no sólo por los pocos movimientos apreciados, sino también por lo diverso de los partidos que deberían llegar a un acuerdo: EH Bildu (5), Orain Amurrio (2), la plataforma vecinal Guk Bai (1), que necesitarían del concejal socialista o del popular para alcanzar la mayoría absoluta.

Salvatierra

Donde está claro quién será el alcalde es en Salvatierra. La mayoría de los electores del cuarto municipio alavés determinaron el 24M que a partir del 13 de junio querían a Iñaki Beraza al frente de la Alcaldía. Tras lograr la mayoría absoluta, 6 concejales, frente a los 5 de EH Bildu, el histórico dirigente que esta vez se presentó bajo las siglas del PNV, recuperará la makila que perdió hace cuatro años.

Oion

En Oion, el PP de Rubén Garrido fue la lista más votada donde logró cuatro concejales, la misma cifra que el PNV. De no producirse ningún pacto volvería a gobernar el popular Garrido en el quinto municipio de Álava, aunque este viernes se han conocido algunas posturas que ponen en jaque la continuidad del actual alcalde en funciones al frente del Consistorio.

EH Bildu anunció el viernes que apoyará al candidato del PNV para "evitar que el PP continúe al frente de la Alcaldía en la mayor localidad de la Rioja Alavesa" porque la "prioridad" de la coalición es "desalojar al PP de las instituciones alavesas". La coalición entiende que el PP "ha cruzado una línea roja al poner en riesgo la convivencia con sus declaraciones sobre el fraude social criminalizando a colectivos concretos de inmigrantes".

Conocida esta postura, queda por saber si el PNV presentará a su candidato en el pleno de investidura para que salga elegido con el apoyo de EH Bildu, lo que sumarían 6 concejales y, por lo tanto, la mayoría absoluta.

Iruña de Oca

Iruña de Oca sigue siendo el bastión socialista de Javier Martínez desde que llegara a la Alcaldía en 2004. En las recientes elecciones logró el 33,69% de los votos lo que le da los 4 concejales que también obtuvo en 2011. "Hemos doblado en votos a los demás partidos y seguimos ganando apoyo", declaró José Javier Martínez tras conocer los resultados electorales.

Martínez cree que no va a tener dificultades para gobernar aunque no haya conseguido la mayoría absoluta. "Llevo años negociando con todos para aprobar los presupuestos y hemos salido siempre adelante. Además, creo que es difícil que se pongan de acuerdo PNV, PP y Bildu", agregó. De hecho, los populares han apoyado estos años al alcalde socialista para sacar adelante los principales proyectos. El edil socialista podría, además, obtener el apoyo del PNV si finalmente hay un acuerdo a nivel general entre ambas formaciones.

Ayala

Los peneuvistas también fueron la lista más apoyada en el Ayuntamiento de Ayala el pasado 24 de mayo. La lista de Gentza Alamillo obtuvo 5 concejales, uno más que la candidatura de EH Bildu (4). Pese a que los jeltzales tienen un concejal más, los acuerdos en el nuevo Ayuntamiento serán inevitables. Así lo reconoció también Alamillo, que ha anunciado su disposición a negociar con el resto de los grupos.

A las dos principales fuerzas en Ayala se suma Aiara Batuz, que con dos concejales podría tener la clave en el Consistorio ayalés. En la pasada legislatura, el actual alcalde en funciones Josu Artetxe, de EH Bildu, gobernó en minoría (4 concejales), frente a 4 del PNV, 2 de Aiara Batuz y uno del PP, gracias a apoyos puntuales pero no con la colaboración permanente de esta plataforma ciudadana afín a Ikune.

Si la formación mantiene esta legislatura una posición similar a la pasada, Gentza Alamillo podría recuperar el puesto que ocupó su padre hace tres lustros y que se ha mantenido históricamente en las manos del PNV, salvo los últimos cuatro años que ha estado en posesión de EH Bildu.