El Correo

Las catedrales más bonitas de España

Catedral de Santiago de Compostela.
Catedral de Santiago de Compostela. / Turismo de Santiago
  • Templos que impactan a los turistas gracias a su monumentalidad y grandiosidad, obras arquitectónicas que albergan arte y siglos de historia

Las catedrales españolas representan los templos católicos más importantes y son parte del patrimonio histórico del país. Contemplan un gran valor histórico, arquitectónico y cultural siendo edificios fundamentales durante siglos. Casi siempre ocupan lugares privilegiados en el centro de las grandes urbes y se elevan en altura para ser vistas desde cualquier punto de las mismas.

Obras de visita obligatoria si haces turismo en alguna de ellas. Exteriores espectaculares que adoptan diferentes influencias artísticas, según la época y el arquitecto, e interiores sobrios con retablos grandilocuentes, bóvedas y cristaleras. Pórticos que reciben al visitante entre años de historia y tradición en catedrales que te presentamos a continuación y que son, algunas de las más bonitas de España.

Catedral de Burgos

Catedral de Burgos.

Catedral de Burgos.

Se trata de uno de los grandes símbolos de la bonita ciudad castellanoleonesa. Dedicado a la Virgen María, su construcción comenzó en torno al año 1200 adoptando formas góticas, siendo la primera catedral gótica de la Península Ibérica y una de las obras cumbres de dicha etapa. Fue declarado Monumento Nacional y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se ubica en la plaza de Santa María, en el centro de la ciudad, destaca su buena conservación y todo visitante que atraviesa su pórtico parece situarse en época medieval. Los techos abovedados, el cimborrio, su retablo o la sillería del coro son piezas de un valor incalculable. Allí se encuentran también, las tumbas de El Cid Campeador y su esposa Doña Jimena. Su precio general ronda los siete euros aunque existen varios descuentos, también hay la posibilidad de realizar una visita guiada.

Catedral de Palma de Mallorca

Catedral de Palma de Mallorca.

Catedral de Palma de Mallorca.

A escasos metros del mar, su belleza se ve aumentada más si cabe por la presencia del Mediterráneo. Situada en la plaza Almoina junto al parque de La Mar. Es el principal edificio religioso de las islas Baleares. De estilo gótico su construcción comienza en torno al año 1300, tomando influencias levantinas y del norte de Europa. En el siglo XX Antonio Gaudí aportó su granito de arena con reformas que duraron diez años.

Cuenta con el mayor rosetón original de todas las catedrales góticas Europeas, destaca también su magnífico retablo y la preciosa fachada, en ella se realzan la puerta Mayor y la puerta del Mirador, ambas majestuosas. Se levanta elegante en una de las zonas más bonitas de Palma, impone su tamaño, siendo uno de los templos góticos más altos del mundo. La entrada, al igual que la Catedral de Burgos tiene un precio de 7 euros.

Catedral de Santiago de Compostela

Uno de los templos más visitados de España y destino final de miles de peregrinos que cada año se animan a realizar el Camino de Santiago y cuyo destino final es, por supuesto, la Catedral de Santiago. La tradición manda atravesar el pórtico de la Gloria de estilo románico y besar la estatua del apóstol Santiago. Situada en la bonita plaza del Obradoiro se encuentra en centro histórico de la ciudad gallega.

Su construcción comenzó en torno al año 1.075. Fue declarado Bien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es de visita obligatoria si decides hacer turismo por Galicia y motivo de orgullo entre los vecinos de la ciudad. Su fachada de estilo barroco se levanta imponente en la plaza. La obra arquitectónica mezcla los estilos románico, barroco y gótico. La entrada general es gratuita, hay que pagar si quieres visitar alguna sala específica.

Catedral - basílica de Zaragoza

Catedral de Zaragoza.

Catedral de Zaragoza.

La conocida como Catedral- basílica de Nuestra Señora del Pilar, situada en la plaza con el mismo nombre, se levanta en un entorno idílico con el río Ebro como espectador de lujo. El edificio mezcla tres estilos distintos: Barroco, Rococó y Neoclásico. Su apariencia exterior es completamente diferente a las tres anteriores. Destacan sus preciosas cúpulas llenas de color tanto por fuera como por dentro donde destacan sus pinturas al fresco.

Nombrada Bien de Interés Cultural, se trata de la construcción más destacada de Zaragoza, imagen de la ciudad y lugar turístico por antonomasia de la ciudad maña. Su origen data del siglo XIII y a lo largo del tiempo ha ido evolucionando y tomando forma hasta lo que es hoy en día. Destaca la Santa Capilla del Pilar, la Virgen del Pilar y el retablo mayor. La entrada es gratuita excepto si quieres visitar la torre o el museo.